┤Obnubilados ante un mar de banderitas┤, Quim Monzˇ

Ayer por la mañana me pasé media hora imprimiendo unos letreros que hay en la web BCMerda. net. Son pequeños pero muy legibles, a doble cara. En una se lee Fes-lo cagar al teu llit! En la otra aparece el logo de la campaña -BCMerda!,excelente parodia de BCNeta!- y la explicación de las siglas: Barcelona Cultiva Merda.Son para que los coloques en los excrementos de perro que encuentres por la calle. Y eso es lo que hice el resto del día. En cada DIN A4 que imprimes van ocho. Basta cortarlos con unas tijeras y pegarlos a unos palillos largos, para que queden como banderitas. Por lo que he comprobado, los palillos ideales son los de pinchos, pero en caso de apuro también se pueden usar palillos para comida asiática. En los bazares chinos los venden por un precio irrisorio. El problema de estos palillos es que pesan demasiado y las mierdas sobre las que los claves tienen que ser grandes. Si no, pierden estabilidad y caen al cabo de poco. Lo mismo sucede con las agujas de tricotar. Demasiado pesadas. En cambio, van muy bien esos viejos ganchillos que en algunos cajones de armario duermen desde hace décadas aunque nadie los vaya a volver a utilizar.

En su web, los impulsores de BCMerda! se explican: "Hartos de pisar cacas de perro por las calles de la ciudad y a fin de que los amos que no las recogen cambien de actitud, caminamos por los barrios y las pinchamos con banderitas". Dicen también: "Como de momento el Ayuntamiento hace más bien poco, hemos optado por salir a la calle y actuar". Tienen un grupo en Facebook y, los sábados y los domingos, se citan para salir juntos a pinchar zurullos. (Desde luego, para ligar todo sirve.) Según parece, cada vez hay más brigadas de pinchadores por toda la ciudad. Tienen un link con Kakagoza.wordpress.com, una web aragonesa que va de lo mismo. En las banderitas de Kakagoza -amarillas y negras- la frase es: "Precaución: mierda de perro". Explican: "Mostrar dónde esta la kk es útil para los encargados de limpiar calles, parques y jardines; es útil para todos. Tenemos la kk señalizada, controlada: no la pisaremos, no pondremos el culo o la mano sobre ella. Y, como veremos el parque tan sucio, nos esconderemos en el centro comercial más grande".

Son iniciativas que están la mar de bien, vista la desidia municipal ante lo marranos que son muchos dueños de perros. Pero, de todas formas -perdonen que insista-, yo sigo siendo partidario del método que empleaban en Coeur d´Alene, en Idaho, y en Anchorage, en Alaska: revestir de crema de cacahuete cada mierda que uno encuentre en la calle, para que, atraídos por su olor sugestivo, sean los mismos perros quienes devoren las deposiciones de sus congéneres y, así, nos libren a nosotros de entrar en contacto visual o físico con ellas.

12-II-09, Quim Monzó, lavanguardia