´Inglés y católico sale caro´, Francesc-Marc Álvaro

Agravio comparativo a la vista. Los que asistan a las tres misas que oficiará el Papa el próximo septiembre en su visita oficial al Reino Unido deberán rascarse el bolsillo. Las tarifas van de las cinco libras para la ceremonia en Hyde Park a las 25 para la misa en Birmingham, pasando por las 20 en Glasgow. En cambio, los fieles que asistan a la misa de consagración del templo de la Sagrada Família, el próximo 7 de noviembre, no deberán pagar ni un céntimo. ¿Acaso los católicos ingleses no son de fiar y el Vaticano no tiene bastante con pasar el platillo? Ser miembro de una minoría conlleva sus complicaciones como para que, encima, los de tu credo te lo pongan más difícil, pensará el devoto que a su vez es súbdito de Su Graciosa Majestad. A la entrada para la misa la llaman "pasaporte del peregrino" y, según dicen, incluye el transporte hasta el lugar del evento. ¿Piensan los asesores de Benedicto XVI que la crisis es menos dura entre los creyentes británicos?

9-VIII-10, Francesc-Marc Álvaro, lavanguardia