recortes de prensa (> IX-10)

14-IX-10, lavanguardia: Las amenazas de quema del Corán en EE. UU. han inflamado a la soliviantada Cachemira india. Dieciocho jóvenes cayeron ayer bajo las balas de las fuerzas de seguridad en varios incidentes registrados en distintos puntos del valle, en el día más sangriento de un verano caliente que ya ha dejado 112 muertos desde junio.
Los choques más graves tuvieron lugar en un pueblo a 40 kilómetros de la capital, Srinagar, donde la multitud prendió fuego a una escuela cristiana protestante, sin causar víctimas. Cuando la turba intentó hacer lo propio con un edificio oficial, los soldados abrieron fuego. La víctima más joven es un niño de nueve años. Asimismo, un policía murió al ser arrollado por un camión de los manifestantes.
La Cachemira india, de mayoría musulmana, es la pieza clave de las relaciones entre India y Pakistán. Su desestabilización afecta de pleno a Afganistán. Pakistán alienta las protestas a favor de la independencia y contra los abusos de la policía y las fuerzas paramilitares indias. La noticia sobre la quema del Corán en EE. UU,, difundida por los medios locales sin resaltar que no llegó a producirse, animó a miles de personas a violar el toque de queda que impera en Srinagar y otras ciudades importantes.
La violencia tocó techo en el 2001, con 4.500 muertos. Desde entonces, con EE. UU. apretando las tuercas a las actividades terroristas del gobierno pakistaní, el número de víctimas ha descendido año tras año, hasta quedar en 375 en el 2009. Este año la cifra supera ya los 300.

12-IX-10, reuters, lavanguardia: Decenas de miles de musulmanes salieron ayer a las calles de Srinagar, capital de Cachemira, para protestar por el dominio indio. Incendiaron edificios oficiales y fueron dispersados con botes de humo y balas de goma. Hace tres meses que arrecian las protestas, en las que han muerto 70 personas. Cachemira es clave para una relación pacífica entre India y Pakistán.