España cañí -5: malversación desbocada

- España cañí -1 
- España cañí -2 
- España cañí -3 
- España cañí -4 

En el trasfondo de este caso está el sobrecoste del polémico párquing inteligente, que el gobierno de CiU y PP impulsó en el 2000. El coste de este aparcamiento llegó a los 26 millones de euros, a pesar de que inicialmente estaba presupuestado en 3,9 millones. El párquing Jaume I aún está cerrado porque, al final, el sistema de aparcamiento robotizado fue un fiasco. Alem, empresa que construyó el aparcamiento, ha presentado un litigio contra el Ayuntamiento de Tarragona por la concesión del aparcamiento. El Consistorio asegura que lo abrirá, independientemente de lo que pase en los juzgados, aunque se prevee que tendrá menos plazas y no será inteligente. De hecho, el caso aún está en fase de investigación en el juzgado de instrucción número 3 de Tarragona. 27-VI-11, E. Giralt, lavanguardia