turbulento inicio de legislatura en Turquía

La ceremonia de juramento sobre la Constitución que da luz verde a la nueva legislatura fue ayer boicotear por parte de dos formaciones opositoras. Los kemalistas del Partido Republicano del Pueblo (CHP) y los prokurdos del Partido de la Paz y la Democracia (BDP) se negaron a prestar juramento. Casi un tercio de los 550 escaños se sumaron a esta condena del gobernante Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP, islamista moderado). "Mientras nuestros amigos (diputados) no puedan prestar juramento, nosotros tampoco lo haremos", declaró el líder del CHP, Kemal Kilicdaroglu. Se refería a los dos miembros del CHP en prisión preventiva por sospechas de pertenecer a la banda golpista Ergenekon. Todavía no han sido juzgados. A su vez, 35 diputados del BDP protestaron contra la decisión judicial de que su número 36 no pueda acceder al Parlamento debido a una condena anterior por "hacer propaganda terrorista". En el caso de que los escaños denegados recayeran en el AKP, este partido podría convocar un referéndum para una nueva Constitución sin necesidad de consenso con otros grupos. 29-VI-11, R. Ginés, lavanguardia