´Suntuario debate electoral´, Víctor-M. Amela

El debate empieza por un fracaso: nos costará 400.000 euros a los pobres españoles. Un dineral obsceno: ¿es justificable gastar casi medio millón de euros en tan simple careo? "¡Con ese dinero les hago yo miles de programas!", clamaba Alfonso Arús el viernes en su Arucitys (8tv). "De haberse hecho en los platós de TVE, nos hubiésemos ahorrado ese dinero", comentaban los tertulianos de La noche en 24 horas de TVE. Y es verdad: TVE la tenemos pagada. Mañana, el debate más suntuario de la historia de nuestra tele.

Jorge Javier Vázquez, el amo del ruidoso cortijo de Sálvame (Telecinco), revela en El País que votará a Rubalcaba. Bromeaban ayer al respecto en ABC Punto Radio Catalunya, y el humorista Luismi apuntaba que "yo no desdeñaría su influjo en dos millones de marujas que cada tarde se divierten con su programa" (quizá no dijo "marujas", pero se entendió): dos millones de españoles aceptan cada tarde a Jorge Javier Vázquez y a los payasos de su circo como parte de sus familias y rutinas cotidianas. No es mala reflexión: ¿hasta qué punto los famosos televisivos inclinan el voto de sus seguidores? Belén Esteban ha sugerido a veces que vota al PP... Seguro que un debate televisado entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban tendría mayor impacto socio-electoral que el debate Rubalcaba-Rajoy de mañana.

6-XI-11, Víctor-M. Amela, lavanguardia