España cañí -26: la ´paguica´, ejemplo de nuestra cultura civil

¿Es razonable que un ayuntamiento reparta pagas de 300 euros entre los jubilados y pensionistas de un municipio a sólo cinco días de las elecciones generales? ¿Y que lo retransmita la televisión municipal? El equipo de gobierno popular de Torrevieja ha considerado que sí. Y como cabía esperar, la oposición ha puesto el grito en el cielo y se ha montado un lío.
 
El alcalde de la localidad, Eduardo Dolón, convocó el martes a 200 vecinos de Torrevieja mayores de 60 años cuya pensión no excede 1,5 veces una renta de 11.182,71 euros, según consta en el Bando municipal donde se regulan los requisitos. Y como viene ocurriendo cada año desde 1996, les entregó en mano uno a uno los sobres con los 300 euros, conocidos como ´paguicas´. En total, el consistorio tiene previsto repartir 3.000 de estas ´paguicas´.
El equipo de gobierno municipal explicó ayer que esta línea de ayudas consideradas como «pioneras» por el equipo de Gobierno, fue creada en el año 1996 por el anterior alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, y su distribución se lleva a cabo entre los meses de noviembre y diciembre, «siempre antes de las fiestas patronales, que son las de La Purísima Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre, y de las fiestas de Navidad».
El reparto de las ´paguicas´ se realiza de manera repartida, en grupos de 200 cada semana, y se otorgan tanto en mano, con un acto formal que se celebra en el propio Ayuntamiento, como por transferencia, según lo prefieran los beneficiarios.
Todo muy razonable, salvo por el hecho de que este año el reparto de la ´paguica´ coincide con la campaña electoral de los comicios del próximo domingo.
Los partidos de la oposición en Torrevieja acusaron ayer al alcalde de tratar de «ganar votos» al organizar, a escasos días del 20-N, un acto para repartir en mano a unos 200 jubilados la ya famosa ´paguica´.
Para el portavoz socialista, Ángel Saez, es «vergonzoso que un político trate de ganar votos utilizando argucias como las subvenciones a los mayores». Saez lamentó especialmente que el acto fuera «retransmitido por la televisión local».
El portavoz socialista relató que estas ayudas estaban pendientes de pago desde hacía semanas y opinó que el equipo de gobierno ha esperado a la semana de las elecciones generales para hacerlas efectivas en un «show» que «recuerda a la España profunda de otros tiempos, con las cartillas de racionamiento».
El portavoz de Los Verdes, José Manuel Dolón, calificó de «indecente e inmoral» que en periodos electorales se entreguen estas ayudas a personas mediante actos «en los que todo el mundo se tiene que hacer la foto».
«Es una manipulación burda y antiestética que den el dinero de esta forma, y además en el salón de plenos, en vez de transferir las ayudas a las cuentas bancarias de los beneficiarios cuando se aprueban los presupuestos municipales», dijo.
El portavoz del equipo de gobierno popular, Joaquín Albaladejo, replicó que estas ayudas se dan de la misma forma «desde hace 15 años», ya que el objetivo es que coincidan con las fiestas patronales de Torrevieja, que se celebran a comienzos de diciembre. ¿Que coincide con el 20-N? «Es mera coincidencia», dijo.
17-XI-11, red/efe, lasprovincias

En el argot e los vecinos de Torrevieja son las paguicas de toda la vida. Se trata de la ayuda municipal a pensionista y jubilados de la localidad que el Ayuntamiento, en manos del PP desde 1987, instauró en 1991. Pese a ser una partida ordinaria y presupuestada de antemano, el alcalde aprovecha los años electorales para, en plena campaña, convocar a los beneficiarios en el salón de plenos del Consistorio y entregarles en mano el sobre, este año un cheque por valor de 300 euros.

El actual regidor, Eduardo Dolón, reeditó el pasado martes, a cinco días de la cita con las urnas, el evento. Para ello movilizó a todo el personal del área de servicios sociales del Ayuntamiento. Y tampoco olvidó dar publicidad al acto. Convocó la TV Local, que se nutre básicamente de las ayudas municipales, para retransmitir en directo la entrega de 201 paguicas a otros tantos pensionistas.

La iniciativa la puso en marcha el alcalde y ahora diputado autonómico Pedro Ángel Hernández Mateo. El regidor, que ocupó el cargo entre 1987 y mayo de 2011, acordó está medida en 1991, entre otras cuestiones para compensar el estrago económico que acababa de realizar en las economías más modestas de la localidad. El año anterior, aprobó una subida de la contribución urbana del 130%.

La paguica de 1991 ascendía a 25.000 pesetas (150 euros). Desde entonces, el Gobierno local ha ido aumentando el importe de la ayuda hasta los 300 euros de este año. Las subidas han coincidido con citas electorales. Pueden acceder a las ayudas los pensionistas por jubilación, viudedad, orfandad o incapacidad permanente, con ingresos inferiores a los 11.182 euros y con dos años de antigüedad en el padrón municipal.

La oposición ha arremetido contra la iniciativa. "Es ridículo e indecente el teatrillo que monta el PP. ¿No se podría hacer por transferencia?", señaló José Manuel Dolón, de Los Verdes. El edil socialista Antonio Ruiz defendió: "Debería de ser una entrega discreta".

17-XI-11, elpais