España cañí -30: mono (y estúpido) lingüismo

- > dossier España cañí 

...aquel chiste del padre e hijo españoles monolingües –la redundancia ya es para reírse– a los que se dirige un turista que, en un intento de inicio de conversación, les habla sucesivamente en inglés, francés, italiano y alemán. A la vista de fracaso comunicativo, unos pasos más allá, el hijo sugiere al padre que quizás sí deberían aprender otro idioma. Pero el padre responde al hijo, tajante: “Ya ves de qué le ha servido al turista saber tantos idiomas”. 3-XI-11, S. Cardús, lavanguardia