┤Grandes sueldos y Adam Smith┤, EulÓlia SolÚ

Se han hecho públicos los sueldos de los directivos de algunas de las cajas que han recibido ayudas del Estado. Es decir, de las entidades financieras que sobreviven gracias a la obligada contribución de la ciudadanía. Asombrosos para la gente corriente son los 2,34 millones de euros anuales que se embolsa el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, seguido por otros ejecutivos de otras cajas con cuantías también escandalosas. No sólo para los miles de parados sino para quienes todavía pueden trabajar, sustentarse y quizás ahorrar un poco...

A finales del siglo XVIII, Adam Smith escribe La riqueza de las naciones, y también, La Teoría de los sentimientos morales,porque el economista escocés es asimismo un moralista preocupado por el bienestar general. Rechazando los restos de feudalismo que se niegan a desaparecer, Smith propugna un orden social en el cual el mercado, funcionando correctamente, logrará que "la riqueza general se extienda hasta las últimas clases del pueblo". Habla de una "sociedad bien gobernada" en la que, siendo que todo contrato laboral es fruto de una relación entre no iguales, el Estado cuide del interés general y, en consecuencia, mejore las condiciones de vida de los trabajadores.

Adam Smith, tan fragmentaria e interesadamente citado por los neoliberales, ¿qué opinaría de una desigualdad como la mencionada? ¿Cómo calificaría un Estado, unos gobernantes, que la permiten y la sustentan? Y se preguntaría dónde han extraviado la moral unos y otros.

6-I-12, Eulàlia Solé, socióloga y escritora, lavanguardia