España cañí -34: historias del Plan E

- > dossier España cañí 

Junto al campo de fútbol del Marianao se mantiene el flamante cartel del Plan E y su anuncio: un total de 536.975,23 euros para una antena que iba a acabar con los problemas de cobertura de telefonía móvil de este carismático barrio de Sant Boi. Pero han pasado más de tres años desde la instalación del cartel, y las deficiencias siguen. La antena, que se instaló un día del 2009, desapareció meses después tras las quejas de los vecinos, y ya nunca más se supo. Una infraestructura estrella de un Plan E, que pasó rápidamente de la gloria al olvido... ¿Pero dónde está la antena? Bien custodiada, en la policía local.



El perfil del mástil se adivina desde el exterior del recinto policial. Fuentes municipales precisan: no es que la antena esté bajo vigilancia, es que junto a la policía está también el almacén de la brigada municipal. Un largo exilio forzoso para una antena deseada (por necesidad) y también odiada. Que se pagó a precio de oro y que nunca llegó a cumplir con su cometido. El caso lo denuncian los propios vecinos, que siguen sufriendo un problema de cobertura desde hace tiempo.

Cuando todavía había dinero, el consistorio no se lo pensó dos veces: la antena que se instaló y se pagó con dinero público se iba a ceder a todas las operadoras para zanjar el problema. Nueve meses después, en mayo del 2010, el consistorio desmanteló sus planes y la antena, ante las quejas vecinales. Argumentaba que había consensuado previamente la ubicación con asociaciones de vecinos, entidades e incluso partidos y sindicatos. Pero plantarla en mitad de un campo de fútbol - el del Marianao-,entre dos colegios y cerca de otros tantos... Nunca acabó de gustar en el barrio.

¿Qué se va a hacer ahora? Fuentes municipales precisan que el consistorio todavía no lo sabe. Sigue "buscando una solución que responda a la necesidad de cobertura en la zona y las demandas vecinales, siempre con el consenso de los vecinos", señalan estas fuentes. El Ayuntamiento prosigue esta búsqueda desde mayo del 2010. Entonces, se comprometió a encontrarla rápidamente. No era cuestión de tirar a la basura el dinero público: ya se estaba sumando el coste de los trabajos para hacer desaparecer una antena incómoda, por la que se tendría que volver a pagar para que acabase funcionando.

En los balcones de los bloques de pisos que se encuentran delante del cartel del Plan E siguen colgadas las pancartas de rechazo a la antena exiliada. Hay cierta desconfianza; la primera vez se colocó, según algunos vecinos, de noche y de forma que se confundiera con los focos del campo de fútbol. Ahora, en la otra punta del municipio, la antena aguarda una nueva ocasión para volver a saborear la gloria.

Esta es la historia del Ayuntamiento de Sant Boi y de la antena de telefonía de Marianao, ahora a buen recaudo. Una historia del Plan E. "De cuando había dinero", recuerda un vecino, mientras paseaba al perro y se cruza con el cartel. "Y de cuando se despilfarraba", comenta otro.

20-I-12, R. Montilla, lavanguardia