┤La edad media de la era digital┤, Juan JosÚ Bigas Luna

Mientras avanzamos rápidamente hacia la fase más avanzada del capitalismo, la globalización, resulta que al mismo tiempo estamos viviendo la edad media de la era digital.

Los creadores de la era digital estamos sufriendo un trato muy similar al que sufrieron los campesinos en la edad media. Entonces, los señores arrendaban unas tierras para que cultivaran patatas los campesinos. Luego venían otros señores de fuera y se llevaban las patatas, para gran desconsuelo de los trabajadores de la gleba. Pero ahí no acababa la historia: al final los señores locales cobraban a los de fuera la visita y las patatas, y se ingresaban las sumas íntegramente.

Hoy los grandes operadores de telefonía nos ceden unos espacios para que mostremos nuestras creaciones digitales, nos mandan gente para que nos visite y se vaya con nuestros trabajos sin que recibamos compensación alguna, mientras ellos cobran por todo, por la visita , por nuestro espacio y por el tiempo que los visitantes utilizan para descargar nuestros trabajos. ¿Es esto justo? ¡No!

Les voy a explicar una historia que me ha tocado vivir recientemente, con La Juani.En este película, logramos crear un icono, el de la chica moderna, el de la niña contemporánea española del extrarradio, como son hoy la mayoría de las jóvenes.

La película ha funcionado muy bien, y con El laberinto del fauno fue la única española que logró amortizarse en el 2006.

En España vieron la película 800.000 espectadores en salas de cine y cerca de 300.000 a través del soporte DVD. Estuvimos tres meses en el top manta como cinta estrella. A mí, cuando la compré, me hicieron un descuento de un euro.

Pero ahí no acabó la cosa. Entre el 15 de octubre, día que se estrenó, y el 30 de marzo se hicieron 3.066.000 descargas de la película, 1.225.000 completas.

Logramos frenar las descargas cuando salió la película, pero el sistema de bloqueo es muy caro, más de 7.000 euros a la semana. Las descargas , además, se multiplican en cuanto se vuelve a hablar de la película por cualquier razón.

Hay quizá una parte positiva en esta historia. Si hubo tanta descarga se debió, por un lado, al éxito de La Juani y, por otro, al target de la película, que eran los chavales que descargan precisamente películas.

Pero hay una parte claramente negativa: las descargas nos han ocasionado una pérdida de ingresos de unos dos millones de euros.

Con el asunto de las descargas, los creadores llevamos ya tres años y se estima que, para que las cosas se normalicen, hacen falta otros dos. Demasiado. Es necesario un nuevo contrato con los operadores de telefonía. Existe una democratización en cuanto a las posibilidades de creación, en cuanto a las posibilidades de producción, en cuanto a las posibilidades de distribución, pero no en cuanto a las formas de financiación. Queremos un sistema de financiación automática.

Un porcentaje de lo que cobran los operadores de telefonía nos corresponde a nosotros. No creo, de momento, que la solución sea una revolución, o sea, un enfrentamiento frontal con los señores feudales. Lo que sí creo es que hay que seducir a uno para que entienda que si él remunera a los creadores audiovisuales, generará hacia su compañía unas simpatías muy favorables para la obtención de más abonados. Posiblemente por ahí existe una solución dada la encarnizada lucha que están teniendo por conseguir más clientes.

Cuando hablamos de señores feudales hablamos que los grandes operadores de telefonía, no de las plataformas digitales (YouTube, Google vídeo), que son iniciativas para la difusión, promoción y distribución de creaciones audiovisuales. Si además éstos retribuyen el hecho de que se participe con ellos, mejor que mejor, pero el que tiene que pagar es el que está más arriba.

Este año las operadoras de telefonía han obtenido más de 3.000 millones de euros de beneficio que años anteriores. ¿Gracias a quién?

 

  Bigas Luna, Juan José, se introduce en el mundo del cine a mediados los años setenta, rodando en pequeños formatos. En 1976 rueda su primer largometraje, ´Tatuaje´, pero será en 1978 cuando adquiera, con ´Bilbao´ (seleccionada para el Festival de Cannes), prestigio internacional. 16-XII-07, dinero/lavanguardia