fracasada (doctrina de la) educación progre

Miles de franceses bebieron, entre los años 1976 y 1978, de las ideas de la psicoanalista Françoise Dolto (1908-1988) en sus célebres emisiones radiofónicas diarias de France Inter, donde respondía a las inquietudes de los padres y aconsejaba sobre el mejor proceder. Dolto instauró el principio de que el niño es una persona entera, sujeto de derechos, al que debe concedérsele toda la autonomía posible y darle explicaciones sobre las decisiones que le atañen. Una revolución que desmontó de arriba a abajo los principios de la educación tradicional. Hoy, una nueva generación de psicólogos y pediatras cuestionan el legado de Dolto y atribuyen al éxito de sus postulados - bien o mal digeridos- los problemas actuales.
29-X-08, Ll. Uría, lavanguardia

Aldo Naouri, pediatra especialista en relaciones interfamiliares:

Considera que hemos sido demasiado blandos con nuestros hijos. Que debemos volver a la disciplina y el rigor y que no por ello nos van a querer menos. Es pediatra y la máxima autoridad en relaciones interfamiliares en Francia, país donde su último libro ha abierto la caja de Pandora. Para Aldo Naouri (Libia, 1937) la frase Somos amigos como colofón entre padres e hijos ha sido "el peor maltrato que se puede inflingir a un niño". Pide una revisión.

¿Cuántos niños maleducados pasaron por su consulta?

De maleducados he visto más padres que hiios. En Francia me conocen como el pediatra de los padres.Calculo que he tratado unos 15.000 casos.

¿Nos odiarán nuestros hijos por ser más severos?

En absoluto. Con los años les darán las gracias. Todo hijo está condenado a amar y odiar a la vez a sus padres y, después, seguir su propio camino. No existen niños que puedan decir que han tenido padres perfectos.

Sería una desgracia

Totalmente. A menudo los que tienen esa sensación de padres ideales después no tienen hijos.

¿Por qué dice usted que un hijo atribuye a la madre lo permisivo y la negación al padre?

Estamos nueve meses en un vientre y allí establecemos una comunicación de gran fiabilidad: el niño interioriza la garantía de que la madre le va a decir que sí a todo, durante toda su vida. Predestina al padre a los no.

Los rols deben cambiar

En nuestra sociedad, hasta hace unos 50 años, el padre estaba apoyado por el cuerpo social. Hoy ya no hay nada de eso.

¿Cuál es la peor herencia de la pedagogía de los años sesenta?

Que a los padres se les ha metido en la cabeza que deben "gustar" a sus hijos. En una falsa idea de la democracia se ha creído que había que tratar al niño de igual a igual. Nefasto.

¿La relación padres-hijos no puede ser horizontal?

Jamás. En un vuelo en avión al piloto no se le ocurre, en nombre de la democracia, invitar a un pasajero a que pilote él.

Le leo: "No le mandes algo a un niño acabando la frase con con un por favor, cariño"

Odiamos tanto las dictaduras que hemos olvidado que la autoridad es necesaria.

Entonces no hay que darles excesivas explicaciones

Usted puede explicarle a un niño de dos años y medio cómo llega un bebé al mundo. Pero siempre entenderá que es por el conducto anal. ¡Ese experimento es universal! Cuando un niño no está preparado para una explicación busca él mismo la respuesta...

Antes se nos decía "en la vida no se puede tener todo"

Eso curtía. Ahora se les dice "haz lo que quieras, mientras seas feliz", "puedes tenerlo todo". ¡Que incierto! Paradójicamente, los movimientos de izquierdas que preconizan la libertad son los aliados objetivos de la sociedad de consumo.

¿Qué es lo peor que le han imputado esos movimientos?

El 96% de la población -incluída prensa-me dió las gracias por decir en voz alta lo que llevan tiempo pensando. El4% restante me insulta sin argumentos: anticuado, reaccionario...

¿Por qué no mostrarnos desnudos ante nuestros hijos?

La curiosidad es un motor. Si la satisfacemos le restamos instrumentos de madurez: bloqueamos su deseo de saber. Lo que se llama la pulsión epistemofílica. La habitación conyugal debería estar siempre cerrada.

"A un adoptado dile que lo es sólo una vez ". ¿Por qué?

Porque si se lo repite demasiado pensará que es distinto como si eso fuera una tara.

¿Hasta cuando estamos a tiempo de corregir?

Siempre, sólo que tendrá más trabajo si no ha invertido en sus tres primeros años de vida.

Divide la sociedad entre neuróticos y perversos.

Los neuróticos -los que le decimos al niño que no puede tenerlo todo-tenemos un mecanismo con fantasma (que permite aceptar la frustración) y el perverso hace lo que quiere.

29-X-08, N. Escur, lavanguardia