los hongkoneses defienden su/la democracia

Una incursión a la legislatura de Hong Kong divide al movimiento de protestas. Miles de personas salieron a manifestarse ayer en las calles hongkonesas durante el vigésimo segundo aniversario del traspaso del control de ese territorio del Reino Unido a China, una política conocida como “un país, dos sistemas” que le otorgaba a Hong Kong bastante poder administrativo.
En medio de confrontaciones con policías, algunos activistas ocuparon por unas horas la legislatura, a la que ingresaron tras romper ventanas. En medio de confrontaciones con policías, algunos activistas ocuparon por unas horas la legislatura, a la que ingresaron tras romper ventanas. Lam Yik Fei para The New York Times
Eso ha cambiado últimamente debido a la estrategia del gobierno chino que busca incrementar su control sobre Hong Kong, lo que ha generado un descontento generalizado y varias protestas. En la de ayer, un grupo pequeño irrumpió a la fuerza en el órgano legislativo. El acto generó divisiones entre los hongkoneses [en inglés]; muchos advirtieron que eso le daría razones a Pekín para intervenir con más mano dura —las autoridades ya han usado balas de goma y gas lacrimógeno— y que ese tipo de acciones podrían socavar los logros del movimiento de desobediencia civil que, en general, se ha caracterizado por ser pacífico.