"Sin libertad de prensa ...", Montserrat Nebrera

... sin libertad de prensa (la poca que dejan unos medios privados en manos de pocos y unos medios públicos atenazados por las guerras partidistas y algunos intereses menos confesables) no cabe el mínimo oxígeno que requiere nuestro cerebro para conocer, discernir, decidir. Porque no hay mayor, ni mejor independencia que la de cada cual y ésta solo es posible a partir del conocimiento.

8-IV-21, elnacional.cat