nuevos Gobierno y Parlamento tibetano en el exilio

 

Breve biografía del Sikyong recién electo Penpa Tsering 
 
Ex presidente del Parlamento tibetano en el exilio y ex representante del Dalai Lama en Washington DC, Penpa Tsering nació en el campo de refugiados de Bylakuppe en 1967 y asistió a los TCV (Tibetan Children’s Village), escuelas creadas para coger a los niños tibetanos nacidos en el exilio. Siguió sus estudios en Madras, especializándose en Economía, concluyendo sus estudios universitarios. Fue elegido miembro del 12º y 13º Parlamento tibetano en el exilio, se convirtió en presidente de la Cámara del 14º Parlamento tibetano en 2008, y fue reelegido en el siguiente período. Posteriormente, fue nombrado Representante de Su Santidad el Dalai Lama en América del Norte en 2016.


 

Fundació Casa del Tibet

 

 

Nota de prensa

 

 
 
NUEVO GOBIERNO Y PARLAMENTO TIBETANO EN EL EXILIO
 
La Comisisón Electoral de la Administración Central Tibetana (Gobierno tibetano en el exilio con sede en Dharamsala, India) ha anunciado este viernes 14 de mayo el resultado de las elecciones generales de 2021: Penpa Tsering, ex presidente del Parlamento tibetano en el exilio, es el nuevo Sikyong. Thubten Wangchen, director de la Fundación Casa del Tíbet de Barcelona, es elegido por tercera vez miembro del Parlamento tibetano en el exilio, formado por 45 miembros, en representación de los tibetanos residentes en Europa, junto a Thupten Gyatso, tibetano residente en París.
 
De los cerca de 150 mil tibetanos que viven en el exilio, alrededor de 70 mil mayores de 18 años han votado en una docena de países, principalmente en India, Nepal y Bután, que es donde reside la mayoría de los tibetanos exiliados. Estas son las terceras elecciones directas para Sikyong, después de la decisión del Dalai Lama de retirarse completamente de la política en 2011 para asumir solo el rol de líder espiritual y religioso.
 
“Es un honor para mí y una gran responsabilidad, que asumo con confianza y fe en el futuro, volver a luchar pacíficamente por mi pueblo, el Tíbet, ayudando a mis compatriotas que viven en Europa y dando a conocer la realidad de los tibetanos que viven bajo la represión del gobierno de China en el Tíbet”, declara Thubten Wangchen, tras conocer que ha sido por tercera vez el diputado más votado para representar a los tibetanos que viven en Europa.
 
Wangchen dice asumir este desafío del tercer mandato con las energías renovadas, después de un año difícil para todo el mundo, y espera “poder seguir contando con el apoyo moral de todos los tibetanos de Europa, además de los amigos y amigas del extranjero, para poder desarrollar mis tareas con éxito y con vistas a que el Gobierno tibetano en el exilio, con los auspicios del Dalai Lama, consiga establecer un diálogo amigable con el Gobierno de China basado en el camino medio que busca la paz, la libertad y el respeto a los derechos humanos fundamentales en beneficio tanto de los ciudadanos chinos como los tibetanos, sin pedir la independencia del Tíbet. Esa es mi misión.”, argumenta.
En relación al Sikyong saliente, Dr Lobsang Sangay, Wangchen afirma estar "muy satisfecho por su excelente labor durante diez años para dar a conocer nuestro país, consiguiendo apoyos y recursos a nivel internacional." Y en relación al Skyong recién elegido, Penpa Tserring, el diputado tibetano con nacionalidad española  dice tener "mucha confianza" en el nuevo líder y afirma que servirá al nuevo Gobierno con su máxima dedicación "para cumplir con el deseo de Su Santidad el Dalai Lama", concluye. 
 
Responsabilidades del Sikyong y del Parlamento tibetano en el exilio
 
El Sikyong es la máxima autoridad política y diplomática en el exilio, líder del Kashag (consejo de ministros), y su responsabilidad es conseguir apoyos internacionales para la causa del Tíbet, superando el obstáculo de no ser reconocido como primer ministro por ningún país.
 
El nuevo Sikyong, Penpa Tsering, deberá someter al Parlamento su gabinete formado por siete ministerios y, si las circunstancias de la pandemia lo permiten, los elegidos asumirán sus cargos en la sesión inaugural prevista el próximo 30 de mayo, durante un mandato de cinco años. El Sikyong solo puede ejercer dos mandatos.
 
El Parlamento Tibetano está compuesto por 45 diputados: 30 representantes de las tres provincias del Tíbet Amdo, Kham y Utsang (10 representantes de cada una); 10 representantes de las escuelas del budismo tibetano Nyingma, Kagyu, Sakya, Gelug y Bön (2 representantes de cada una); y 2 representantes de los tibetanos en Europa, 2 representantes de Estados Unidos-Canadá y 1 de la llamada Australasia (región al oeste de Oceanía, que comprende Australia y Nueva Zelanda).
 
Los parlamentarios tibetanos, al asumir el cargo, asumen también el compromiso de asistir presencialmente a las dos reuniones anuales del Parlamento, en marzo para aprobar el presupuesto y en septiembre para debatir asuntos generales. Y cada uno, en sus respectivas circunscripciones, tiene entre sus misiones:
• supervisar la situación de los tibetanos en el exilio y buscar soluciones a sus problemas;
• aumentar el apoyo a la causa del Tíbet, no solo ante los ciudadanos de los diferentes países, si no principalmente en los Parlamentos locales y junto a representantes políticos, con el objetivo de exponer la situación del pueblo tibetano, tanto dentro como fuera del Tíbet;
• hacer de puente entre el Gobierno Tibetano en el Exilio y los tibetanos residentes en cualquier parte del mundo;
• organizar y dirigir campañas para sensibilizar sobre las reales circunstancias que no suelen salir en la prensa ni en las tertulias: los tibetanos y la cultura tibetana en el Tíbet están en riesgo de extinción.
 
El informe anual de Human Rights Watch, publicado en enero de este año, confirma que los derechos humanos en China viven su "periodo más oscuro" desde lo sucedido en Tiananmen. "El empeoramiento de las persecuciones de las minorías étnicas en Xinjiang, Mongolia Interior y el Tíbet, los ataques contra los denunciantes, la represión de Hong Kong y los intentos de encubrir el brote de coronavirus fueron parte del deterioro de la situación bajo el presidente Xi Jinping", afirma su informe de 386 páginas.