Grupo Wagner, mercenarios onda Putin, también en Ucrania

La fuerza militar privada rusa, estrechamente vinculada al presidente Vladimir Putin y que ha sido utilizada en zonas de guerra de todo el mundo, ha estado ampliando su presencia en Ucrania.

Mercenarios del Grupo Wagner en Bangui, República Centroafricana, en 2019
Mercenarios del Grupo Wagner en Bangui, República Centroafricana, en 2019Credit...Ashley Gilbertson para The New York Times

10 de abril de 2022

A menos que hayas estado en el campo de batalla en Siria, Libia o la República Centroafricana, lo más probable es que nunca hayas oído hablar del Grupo Wagner, una fuerza militar privada con vínculos cercanos al presidente ruso, Vladimir Putin.

Las fuerzas del Grupo Wagner han sido vistas en Ucrania, presuntamente para combatir junto a los militares rusos en la guerra de Putin. En el último mes, el número de efectivos de Wagner en el país se ha triplicado por lo menos a más de mil. Su presencia, en la región oriental conocida como el Donbás, donde residen separatistas respaldados por Rusia, genera preocupación debido al historial del grupo. Investigadores de Naciones Unidas y asociaciones a favor de los derechos afirman que efectivos de Wagner atacaron a civiles, realizaron ejecuciones masivas y saquearon propiedades privadas en zonas de conflicto.

A continuación, explicamos lo que debes saber sobre el Grupo Wagner:

La entidad surgió en 2014, durante la anexión rusa de Crimea. El gobierno estadounidense ha indicado que la organización es financiada por Yevgeny Prigozhin, un empresario ruso y socio cercano de Putin. Se refieren a él como el “chef de Putin”, debido a su negocio de banquetería, el cual ha organizado elegantes cenas de Estado para el mandatario ruso.

Según informes, el grupo obtuvo su nombre del apodo de su líder, Dmitry Utkin, un militar retirado ruso. Se dice que Utkin eligió “Wagner” como homenaje al compositor, que era el favorito de Hitler. A pesar de que el Kremlin niega cualquier vínculo con el Grupo Wagner, Utkin ha sido fotografiado al lado de Putin.

El grupo no está registrado como una entidad legal en ningún lugar del mundo y los mercenarios son ilegales ante la ley rusa. Según los analistas, su existencia clandestina permite que Rusia le reste importancia a sus bajas en el campo de batalla y se distancie de las atrocidades cometidas por esos combatientes.

“Opera en una situación de opacidad, existe una verdadera falta de transparencia y ese es el punto”, mencionó Sorcha MacLeod, presidenta-relatora del Grupo de Trabajo sobre la Utilización de Mercenarios de Naciones Unidas, el cual ha analizado al Grupo Wagner. Su estructura le permite tener la posibilidad de negar sus acciones y crear “distancia entre el Estado ruso y el grupo”, indicó MacLeod.

Como, según la inteligencia estadounidense, Rusia ha sufrido grandes derrotas, Putin está enviando refuerzos veteranos en combate y con experiencia en Ucrania, de acuerdo con expertos como Jeremy Fleming, el director de la agencia de espionaje electrónico del Reino Unido.

“Es probable que estos soldados sean usados como carne de cañón para intentar limitar las pérdidas militares rusas”, ha opinado Fleming.

John F. Kirby, portavoz del Pentágono, ha señalado que algunos combatientes parecen haber sido reclutados en Siria y Libia. Además, Kirby afirmó que Rusia parece estar recurriendo a esas fuerzas para reforzar sus tropas en el este de Ucrania porque el Grupo Wagner ha combatido en la región del Donbás desde hace ocho años.

Además de su intervención en Siria, Libia, la República Centroafricana y Ucrania, los elementos de Wagner también han combatido en Sudán, Mali y Mozambique, donde han ejercido la influencia rusa, han hecho la voluntad de los líderes autoritarios y, en ocasiones, han allanado campos de petróleo o de gas o asegurado otros intereses materiales. Cada vez se han vuelto más formales y han comenzado a actuar como los contratistas militares de Occidente.

“Hay una tendencia o patrón cuando Wagner se involucra en un conflicto armado”, precisó MacLeod. “El conflicto se prolonga, hay armamento pesado, los civiles son afectados de manera sustancial, las violaciones a los derechos humanos y los crímenes de guerra se incrementan de forma significativa y no hay acceso a la justicia para las víctimas”.

Victoria Kim es corresponsal en Seúl, y se centra en la cobertura de noticias en directo. Se unió al Times en 2022. @vicjkim