España cañí -54: en Valladolid, Morante de la Puebla, 1 - Beethoven, 0

- dossier España cañí

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha mantenido una subvención de 180.000 euros a la empresa que gestiona la plaza de toros de esa ciudad para la organización de las fiestas de San Pedro Regalado. La oposición y asociaciones de vecinos manifiestan su rechazo a lo que consideran un "despropósito" en medio de la crisis y el paro...

Pero el alcalde defiende la subvención porque, según dice, no es un gasto “desorbitado” a cambio del “mejor cartel taurino que se puede ofrecer hoy en España”. Cree que numerosos turistas se trasladarán dentro de diez días a Valladolid y “se llenarán los restaurantes, los bares y posiblemente los hoteles”.

El PSOE lo considera “intolerable”
Los socialistas creen que es “intolerable” que se destine esa cifra de dinero a un evento que no responde al interés general, y creen “inconcebible que en un momento de tanta crisis, tantos recortes y tantos sacrificios para los ciudadanos se pueda consentir que una administración pública aporte 180.000 euros para que unos pocos disfruten una tarde”.

Para el PSOE con esta medida se evidencia la verdadera política del partido de Mariano Rajoy porque mientras se gasta dinero en estos fastos se prepara el desmantelamiento de la Escuela Municipal de Música, con 600 alumnos.

3-V-12, elplural

El presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, destacó que el alcalde ha demostrado «falta de sentido y sensibilidad» con este asunto y reprochó que se cuestione la viabilidad de un centro de referencia en la ciudad mientras destina subvenciones millonarias a la feria taurina de San Pedro Regalado (180.000 euros) o a un torneo de pádel (150.000), ambas iniciativas de una empresa privada.
8-V-12, elnortedecastilla

Tras explicar el Alcalde que los toros son cultura, Gonzo le ha preguntado: “¿Quién cree que tiene mayor valor artístico Jesulín de Ubrique o Beethoven?” A lo que el alcalde ha respondido: “Teniendo en cuenta la contraposición que me propone me quedo con Morante de la Puebla”.
A. Muñoz Peribáñez, noticiasdecastillayleon

El ’cartel de lujo’ de San Pedro se dispara hasta superar los 350.000 euros

Los altos costes de los festejos taurinos hacen inviable la miniferia de modo que los festejos de San Pedro Regalado no serían posibles sin subención municipal

Morante de la Puebla: 90.000 euros. El Juli: 90.000 euros. José María Manzanares: 90.000 euros. Toros de la ganadería salmantina Hermanos García Jiménez: 40.000 euros. Seguros, emolumentos del personal sanitario y veterinario; taquilleros, acomodadores...

Un suma y sigue de gastos que disparan el coste del ’cartel del año’ por encima de los 350.000 euros.

El caché de las figuras convierten en un lujo para Valladolid reunir lo mejor del escalafón una tarde junto a dos novilladas de promoción, en una miniferia como la de San Pedro Regalado. Inviable sin la subvención municipal de 180.000 euros.

Para el cálculo de los costes se ha tomado como referencia un reciente festejo celebrado en Arnedo (La Rioja) con el mismo cartel y toros de la ganadería de Victoriano del Río, cuyo coste se iba hasta los 72.000 euros, y que el Ayuntamiento de dicha localidad hizo públicos.

Sólo la celebración de las novilladas, con seis novilleros cada una, a la que hay que sumar la final, dentro de la feria de Nuestra Señora de San Lorenzo casi agotaría el montante de la subvención, con unos 50.000 euros las dos primeras y algo menos la última.

Las críticas de la oposición por que la ayuda a la empresa que gestiona la plaza de toros supera incluso a todo el presupuesto de todos los actos festivos de San Pedro Regalado llevaron al equipo de Gobierno a emitir un comunicado para aclarar que la subvención está dirigida fundamental a las novilladas de promoción con dos objetivos: «El primero es favorecer la afición a la fiesta entre los más jóvenes y por otro lado, dar oportunidades a nuevos valores».

El alcalde Javier León de la Riva ha sido rotundo: «Si se quiere tener toros, no es una cantidad desorbitada».

Fuente: Texto: Pablo Álvarez, Fotografía, Diario de Valladolid-El Mundo, 04-05-2012.