España > Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones Públicas: la impunidad del cazador cazado

Después de todo el número que montó el Gobierno en torno a la presunta ocultación del déficit del anterior Ejecutivo, una polémica que llevaron hasta Bruselas comprometiendo la imagen de credibilidad española, el PP ha admitido la realidad: han sido las comunidades que gobiernan las que cerraron 2011 las que cerraron con un desequilibrio muy superior al anunciado. El mayor desvío fue el de Galicia (del 1,61% al 4,37%), Madrid lo duplicó (del 1,13% al 2,2%) y Castilla y León y Valencia también incumplieron sus propios anuncios.

Madrid era la única autonomía que supuestamente había logrado el objetivo de finalizar el ejercicio con un déficit inferior al 1,3% del PIB fijado en 2011 para las comunidades, pero tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera y con los nuevos compromisos de ajuste para 2012, se han hecho públicas las cifras reales y en realidad el Gobierno de Esperanza Aguirre cerró con una desviación del 2,2%.

El papelón de Beteta
Una desviación que se traduce en 2.000 millones más de déficit el pasado año y que por el peso de Madrid en el PIB nacional condiciona el balance nacional. La revisión eleva en varias décimas el déficit del Estado español en 2011 que ya no es del 8,51% anunciado, sino del 8,9%. Se da la circunstancia de que Antonio Beteta, como secretario de Estado de Administraciones Públicas la actual mano derecha del ministro de Hacienda, era el responsable de las cuentas públicas madrileñas en 2011 y al abandonar el gobierno regional secundó a Montoro en el discurso de la supuesta ocultación del déficit por parte del Gobierno central. Ahora se conoce que sus cuentas estaban lejos de estar cuadradas.

¿Qué pasa ahora con la ‘ocultación’?
En cualquier caso, Madrid no ha sido la única comunidad gobernada por el PP que ha incumplido con amplitud sus propios anuncios, y ello a pesar del número que montó el Gobierno de Rajoy para intentar culpar al Gobierno central de los incumplimientos. Una estrategia, la de la supuesta ocultación, que causó gran malestar en Bruselas. Ahora las comunidades del PP alegan que la caída de ingresos ha llevado a la desviación, como llevan tiempo advirtiéndoles desde la oposición.

Galicia, Valencia y CyL tampoco cumplieron lo anunciado
Los incumplimientos del PP han sido sonados: la Comunidad Valenciana presentó inicialmente a Hacienda una desviación del déficit del 3,68% de su PIB, pero con el plan de ajuste ha reconocido que en 2011 cerraron en el 4,5%. Mientras que Castilla y León ha admitido una desviación del 2,59%, por encima del 2,35% anunciado. En el caso de Galicia, Feijóo cerró 2011 con un desequilibrio del 4,37%, casi tres puntos por encima de lo que anunciaron, el 1,61%.

18-V-12, S.C., elplural

Las desviaciones en el déficit final con el que cerraron 2011 las comunidades de Madrid, valenciana, Andalucía y Castilla y León ha obligado a revisar la cifra general del Estado para este año, que ha pasado del 8,5 al 8,9 por ciento...

Tras “cinco años de consejero de Hacienda con Alberto Ruiz-Gallardón y tres años con Esperanza Aguirre se vincula mucho mi nombre a la gestión presupuestaria de la Comunidad de Madrid y eso está bien, pero también está bien recordar que tuvo su punto final en junio del año pasado”, se ha defendido el secretario de Estado...



volver

suscríbete

apoya