"Llegado el momento", Quim Monzó

Por si aún hay alguien que no lo sepa, recordemos que el expresidente de Extremadura y actual secretario general del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, escribió en su blog "El cuaderno de Guillermo" que si Catalunya se independiza tendrá que devolver los 150.000 extremeños que han venido aquí durante el último medio siglo. La pieza lleva por título "Que devuelvan lo que se llevaron" y, entre otras cosas, se lee, refiriéndose al president Mas: "No sé qué pasará, creo que ni él lo sabe, y bien grave que es someter en plena crisis a Cataluña y al resto de España, a unas elecciones con un programa electoral basado en la independencia y no en el empleo, las empresas, la educación o la sanidad. Pero, si algún día lograra su objetivo, el president debería devolver antes lo que se llevaron hace ahora treinta o cuarenta años. No me refiero a riquezas materiales sino a seres humanos. 150.000 personas que nos fueron sustraídas, más sus hijos y sus nietos. No digo más. Nacieron en España, en una parte de la misma llamada Extremadura, que no les podía dar de comer porque alguien así lo decidió. Y se fueron a otra parte de España, Cataluña, porque el mismo así lo decidió. Llegado el momento, por favor, que antes nos los devuelvan".

Como sería injusto que Catalunya sólo devolviese a los inmigrantes extremeños y no a todos, calculo que -"llegado el momento", como dice él- el procedimiento se aplicará también al resto de inmigrantes, tanto a los provenientes de España como del resto del mundo, empezando por los andaluces, que fueron tan numerosos que durante décadas TVE definía a Catalunya como "la novena provincia de Andalucía". Mi madre -andaluza de Huéscar- siempre me había explicado que no se la había llevado nadie, sino que fue ella quien decidió marcharse de aquel pueblo del altiplano de Granada, huyendo de lo que consideraba un mundo caciquil, irrespirable, pero ya se sabe que a veces la gente -incluidos los padres- tiene una percepción equivocada de las cosas. En cualquier caso, estoy dispuesto a recuperar las cenizas de su cadáver, separarlas con cuidado de la tierra con la que sin ninguna duda después de años deben haberse mezclado y enviárselas a quien sea necesario. ¿Al presidente de la Junta de Andalucía, quizá? Y, como veo que Fernández Vara dice que a los hijos de los que emigraron también nos tienen que devolver, ¿yo, qué hago? De padre catalán y madre andaluza, ¿me corto en dos y envío medio cuerpo a Granada y dejo aquí el otro medio? ¿Corto en horizontal o en vertical? Si en horizontal, ¿prefieren el trozo de cintura para abajo o el de cintura para arriba? Y, si corto en vertical, ¿les envío la parte derecha o la izquierda? En mi caso les recomendaría escoger la parte izquierda, porque en la derecha tengo el hígado y no creo que a estas alturas esté en muy buen estado.

28-IX-12, Quim Monzó, lavanguardia

A los amigos extremeños residentes en Catalunya ya no sólo hay quien les quiere negar el derecho a decidir qué país quieren para el futuro, ahora hay quien osa imponerles dónde deben vivir en un supuesto resultado favorable a la independencia de Catalunya.

Las declaraciones del líder del PSOE de Extremadura, señor Guillermo Fernández Vara, reclamando “la devolución” de las 150.000 personas que, según su opinión, fueron sustraídas por los catalanes, más sus hijos, más sus nietos, son un verdadero insulto a la inteligencia y a la verdadera independencia individual, así como un alegato a la apropiación del ser humano.

Debería saber el señor Fernández que la figura del súbdito, o aquel sujeto a la autoridad de un superior con obligación de obedecerle, se acabó hace años en los países civilizados. En Catalunya, con independencia o sin ella, los extremeños seguirán como hasta ahora: siendo ciudadanos de pleno derecho y con libertad para escoger aquello que más les conviene. Al igual que yo, se iráno no, si quieren.

Jaume Borràs, Granollers, 28-IX-12, cartasdeloslectores/lavanguardia