"Queda claro que les gusta", Quim Monzó

Diversos alcaldes de ciudades españolas gobernadas por el Partido Popular grabaron el pasado fin de semana un vídeo donde explican por qué les gusta Catalunya. Ese es precisamente el título del vídeo: "Nos gusta Cataluña - Ens agrada Catalunya". A estas alturas ya lo debe haber visto todo el mundo por internet.

Los motivos de la alcaldesa de Logroño tienen que ver con la vida familiar: "A los logroñeses, a los riojanos, nos une con Cataluña nuestro río, nuestro Ebro. Pero, sobre todo, además es uno de los sitios donde veraneamos y donde disfrutamos con nuestras familias. Por todo eso y porque es una gran sociedad, ¡nos gusta Cataluña!". Queda la duda de si le gustaría si no veranease aquí. El alcalde de Salamanca no veranea aquí, pero tiene familia: "Para alguien que es de Castilla y León, que tiene tres hermanos que han nacido en Barcelona, una cuñada y dos sobrinas también catalanas, tengo que hacer un reconocimiento de la tolerancia de la sociedad de Cataluña. Sin duda, desde Castilla y León, tengo que decir que ¡me gusta Cataluña!". Pobre de ti que no lo digas, que quien te lo ha ordenado te está observando.

La alcaldesa de Marbella explica: "Marbella, una sociedad abierta, plural, cosmopolita, como vosotros, como Cataluña, donde además los andaluces hemos contribuido mucho y nos sentimos muy unidos. ¡Y por eso nos gusta Cataluña!". ¿Quizá si no hubieran contribuido le importaría un pito? Como se puede comprobar son, todos, argumentos sólidos y sinceros, como los del alcalde de Santander: "La verdad es que hablar de Cataluña, decir lo que nos gusta y ser breve es imposible. Nos gusta todo. Nos gusta la gastronomía, pasear... Nos gusta ir al teatro. Nos sentimos como en casa. ¡Nos gusta Cataluña!". Quedan claras dos cosas: que, de Catalunya, le gusta "todo" y que además le gusta pasear. A la alcaldesa de Elda también le interesa la gastronomía: "He compartido muchas cosas con Cataluña, sobre todo unos grandes compañeros en la época que fui diputada nacional en el Congreso de los Diputados. Éramos un grupito de compañeros de todos los lugares de España. Pero sobre todo los catalanes eran algo excepcionales (sic). Salíamos a cenar y nos obligaban a comer el pan con tumaca y, ahora, la verdad es que lo echo muchísimo de menos. Yo quiero a Cataluña ¡y me gusta Cataluña!". Que sus amigos diputados la obligaran a comer pan con tumaca, tanto si quería como si no, tendría que ser denunciable ante el Tribunal de La Haya. Pero, de todas las intervenciones, la más franca es la de la alcaldesa de Sanxenxo: "Por vuestra capacidad de crecer, por cómo sois los catalanes, por saber aprovechar las sinergias de unos segmentos con otros. Por cómo sois de acogedores. Por lo que nos regaláis..., ¡nos gusta Cataluña".. El detalle del "por lo que nos regaláis" no tiene precio. Para todo lo demás, MasterCard®.

30-X-12, Quim Monzó, lavanguardia