(desahucios:) "Lo que pasa aquí no pasa a ninguno otro país", juez José María Fernández Seijo

Fue ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europa, a raíz de la demanda de un vecino que había sido desahuciado en 2010 antes de que se celebrara el juicio, para preguntar si el sistema español garantizaba el derecho de los ciudadanos. Y la respuesta que recibió hace unos días y que todavía no es definitiva en espera de la sentencia, es que la normativa española es abusiva, una cosa que ya sabía el juez José María Fernández Seijo: la norma es del 1909, por lo cual el desequilibrio es muy grande. "Permite ante el impago de una vivienda adquirida mediante préstamo que se produzca el alzamiento independientemente del proceso judicial. Por eso el juez no tiene posibilidades de hacer nada y, menos todavía, el consumidor”, explica.

El juez mercantil de Barcelona insiste que el sistema español es “deficiente”, una cosa que ratifican el resto de países europeos, la misma CE y el fiscal del Tribunal de Justicia en las respuestas a su consulta: “Lo que pasa aquí no pasa a ninguno otro país. El consumidor está desprotegido y el juez no puede hacer nada. Y por eso, o lo arregla el poder ejecutivo español o será Bruselas la que se encargará. Hay que modificar la norma para que el juez pueda suspender las ejecuciones hipotecarias o no admitirlas. Hace falta que los jueces tengan competencias para adoptar medidas”.

Fernández Seijo dice que España es un país que no protege los consumidores como se tiene que hacer, no sólo en esta materia, sino en otras como la compraventa a plazo o el acceso al crédito. “Tendríamos que haber adoptado la directiva comunitaria en 1995 y no se ha hecho”.

12-XI-12, C. López, lavanguardia