"Ninguna razón", Màrius Carol

Me desperté ayer con Jordi Basté explicando escandalizado que en las páginas de Gente del diario La Razón un colega había escrito que a Shakira “se le ha subido el embarazo a la cabeza” por querer cantar en catalán. Escribe el periodista sin firma que la cantante está pensando en un nuevo disco. “Hasta aquí todo normal” (sic). Lo anormal es que la cantante baraja la posibilidad de incluir un tema en la lengua de Espriu, en concreto, una versión de Boig per tu (loco por ti) del grupo Sau.

La noticia la dio la pareja de la cantante, el futbolista Gerard Piqué, precisamente en el programa de Basté. Ciertamente resultó muy interesante la conversación entre ambos, pues Piqué abordó cuestiones futbolísticas (“Messi es un extraterrestre y Cristiano, el mejor de los humanos”), personales (“cuando me retire preferiría ser presidente del Barça antes que entrenador, algo que no me tira demasiado”) e incluso políticas (“estoy a favor del derecho a decidir, pero si Catalunya y España se separan, al menos al principio serían más débiles”). Al final, hablando de su futura paternidad y, tras afirmar que su hijo nacerá en Barcelona, Basté le sacó que Shakira quiere incluir una canción en catalán en su próximo disco, seguramente el éxito de Sau, aunque no quiso confirmarlo de forma tajante para no robarle la exclusiva a la colombiana.

Se entiende la perplejidad del conductor de El Món a RAC1, sobre todo después de leer las ocho líneas con que el diario de Madrid acompaña la noticia. ¿Qué quiere decir que a la cantante se le ha subido el embarazo a la cabeza por querer cantar en catalán? ¿Por qué eso le parece anormal? El autor de la información debe ser alguien poco viajado y menos leído. El segundo apellido de Shakira es Ripoll, el nombre de la localidad donde nació su madre. En la primavera del 2010, cuando todavía no había empezado su relación con Piqué, pasó unos días en la capital de la comarca del Ripollès. No se trata de que la cantante colombiana deba justificarse por interpretar un tema en catalán, pero es que incluso desde el punto de los orígenes tiene todo el sentido. Además de que su pareja es igualmente catalana, como lo será su hijo.

La elección de Boig per tu tampoco es ninguna excentricidad. El cantante británico Jack Lucien, la intérprete gallega Luz Casal o el tenor Josep Carreras han hecho versiones del tema. Por cierto, la canción tiene 22 años y Pep Sala explicó en una ocasión que la estrofa “quan no hi siguis al matí, / les llàgrimes es perdran / entre la pluja que caurà avui” es un homenaje a la película Blade Runner. En concreto, al pasaje en que Batty (Rutger Hauer) le dice a Deckard (Harrison Ford): “Todos estos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia; es hora de morir”. ¿Será que la noticia en La Razón la escribió un replicante? En cualquier caso, merecía una réplica.

16-XI-12, Màrius Carol, lavanguardia