España cañí -142: el desastre irreparado de las políticas educativas (...) modernas españolas

> dossier España cañí <

Hace tres decenios, en algunos colegios quitaron las tarimas. Recuerdo que el profesor Satué fue mi cicerone cuando empecé a dar clases en un centro. Era un hombre dotado de una sensacional socarronería y cuando me mostró una de las aulas, soltó: “Han vuelto a poner tarimas. Las quitaron porque era antipedagógico que el profesor estuviera más alto que los alumnos, y ahora se han dado cuenta de que los críos no veían la pizarra”.

23-XII-13, Magí Camps, lavanguardia