Sochi 2014: el Comité Olímpico Internacional prohíbe brazaletes negros a los ucranianos

Sochi 2014: volvemos a la idiotez del apoliticismo de las Olimpíadas entre homofobia, patrioterismos...

La violencia de Kíev ha enturbiado el tramo final de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, la ciudad-balnerario del sur de Rusia. Una esquiadora ucraniana y su padre, que también es su entrenador, anunciaron ayer que se retiran en protesta por la muerte de los manifestantes. Ambos responsabilizan al Gobierno de Yanukóvich de la violencia.

Varios deportistas ucranianos intentaron competir con un brazalete negro en señal de duelo por estas muertes, pero el Comité Olímpico Internacional (COI) lo impidió sobre la base de que los Juegos deben estar al margen de cualquier expresión política. Aún así, los atletas observaron un minuto de silencio en la Villa Olímpica en memoria de las víctimas.

"No quiero participar cuando en mi país la gente está muriendo", declaró Bogdana Matsotska, que debía competir hoy en la prueba de slalom. Sus posibilidades de medalla eran escasas. En el supergigante había quedado la 27 y en el gigante logró el puesto 43.

La deportista, de 24 años, es original de la ciudad de Kosiv, un bastión de las manifestaciones antigubernamentales.

Matsotska declaró a la agencia Associated Press que deseaba abandonar Sochi cuanto antes para unirse a las protestas en Kíev, pero que todavía no había podido encontrar un vuelo de regreso.

El presidente del Comité Olímpico Ucraniano, Serguéi Bubka, pidió a los deportistas que se quedaran en Sochi en señal de unidad, aunque añadió que respetaría cualquier decisión. "Depende de ellos quedarse o no", señaló. También explicó que muchos deportistas habían vuelto a casa al finalizar su participación, tal y como ya estaba previsto. No quiso precisar, sin embargo, cuántos seguían en Sochi para la ceremonia de clausura del domingo.

21-II-14, lavanguardia