RADICAL
radicalparty

(¿elecciones?:) "Cachondeo", Quim Monzó

He releído varias veces la nota de agencia y me cuesta creer que lo que dice vaya en serio: "Este año electoral en que se prevén comicios autonómicos, municipales y generales, la Junta Electoral Central ha propuesto una fórmula que contemple un trato especial para estos partidos extraparlamentarios que en otros comicios recientes han demostrado tener un cierto apoyo electoral. Su propuesta se plasma en un proyecto de instrucción, al que tuvo acceso Europa Press, que se ha enviado a los partidos \[...\]. En concreto, propone abrir hueco en los planes de cobertura informativa a aquellas fuerzas políticas que, aunque no se presentaron a las anteriores elecciones equivalentes o no obtuvieron representación, 'posean la condición de grupo político significativo'".

¿Y qué decide qué grupo político sin representación parlamentaria es significativo y cuál no? Pues nos lo explican en este otro fragmento: "La legislación establece que, ante unas elecciones, los medios públicos tienen que preparar planes de cobertura informativa que traten a los partidos en función de los anteriores comicios equivalentes, lo que limita la presencia a los que ya tienen escaños. El actual panorama político, con partidos sin representación en el Congreso que en cambio tienen un papel relevante en las encuestas y en otras elecciones distintas, ha puesto en cuestión este modelo".

Fascinante. Siempre ha habido partidos parlamentarios (que ya tienen escaños) y extraparlamentarios (que sólo los tendrán si la gente los vota lo suficiente). Los parlamentarios tienen un espacio en los grandes debates, y a los extraparlamentarios los arrinconan en los pequeños espacios de propaganda política que a menudo miramos para echarnos unas risas. Los extraparlamentarios tienen que hacer lo imposible para llegar a un parlamento y sólo a partir del momento en que son miembros tienen derecho a un trato igual a los que ya lo eran. De la misma forma que los que un día fueron parlamentarios y dejan de serlo no pueden pretender que, en virtud de antiguos méritos, se les siga considerando lo que ya no son. Pero esta nota de Europa Press nos recuerda que ya en las andaluzas del 22 de marzo, la Junta intervino para que RTVE permitiese el paso a Podemos y a UPyD, a pesar de no tener presencia en el Parlamento andaluz.

¿Por qué ahora, de golpe, hay este cambio de reglas de juego? ¿Quién se beneficia? El punto que más me enamora es el que dice que estos partidos, a pesar de ser extraparlamentarios, "tienen un papel relevante en las encuestas". Como bien sabe todo el mundo -incluso los que tenemos poca idea de este arte malabar que es la política-, a veces las encuestas aciertan y a veces se equivocan. ¿Ahora, de repente, serán las encuestas las que decidirán si un partido extraparlamentario merece trato de parlamentario en los medios públicos? Si tan fiables son las encuestas, no sé por qué luego piden a la gente que vote.

2-IV-15, Quim Monzó, lavanguardia