RADICAL
radicalparty

"Tribus aisladas: ¿mejor solas o en contacto?", Science vs Survival

Dejar a su suerte a las tribus que viven voluntariamente aisladas en la selva amazónica, "expuestas a los peligros y a las interacciones sin control con el mundo exterior", es una temeridad y una irresponsabilidad de los gobiernos, advierte en un editorial Science. La postura de esta revista científica ha abierto un debate sobre si hay que intervenir o no en la vida de los pueblos cuya existencia transcurre al margen de la sociedad occidental. La oenegé Survival se ha apresurado a advertir que contactar con estas poblaciones sería desastroso y que la postura de Science "se acerca a la de quienes quieren abrir la Amazonia a la extracción de recursos".

Robert S. Walker, del departamento de Antropología de la Universidad de Missouri, y Kim R. Hill, profesor de la Escuela de Evolución Humana y Cambio Social de la Universidad de Arizona, argumentan que la única manera de asegurar la supervivencia de una cincuentena de sociedades indígenas aisladas de Sudamérica es estableciendo contactos muy bien planificados. Walker y Hill dicen que estas comunidades ya sufren actualmente una fuerte presión debido a la acción de mineros, madereros y cazadores que irrumpen en sus territorios. "Enfermedades epidémicas, combinado con la variabilidad demográfica y los efectos de la endogamia lleva a que la desaparición de grupos pequeños aislados sea muy probable en un futuro próximo". A su juicio, si hasta ahora estas personas han mantenido un blindaje es por miedo a ser asesinadas o a ser esclavizadas , "pero también han querido los productos de fuera, las innovaciones y las interacciones sociales con los vecinos".

El editorial firmado por Walker y Hill complementa los artículos "Making contact", de Andrew Lawler, en el que se relata cómo algunas de las tribus más aisladas están emergiendo de los bosques amazónicos peruanos, y "In peril", donde Heather Pringle, reflexiona sobre el desmoronamiento de la protección de los pueblos no con-tactados en Brasil a causa de la persistente penetración de compañías que construyen autopistas, presas y oleoductos, además de perforar minas. Pringle también deja constancia de que traficantes de droga atraviesan estos territorios indígenas para transportar la cocaína peruana hacia Brasil.

Los editorialistas indican que la mayoría de aproximaciones que han hecho misioneros y agencias gubernamentales no han dado buenos resultados debido a la ausencia de profesionales de la salud y de un control sanitario. "La mortalidad puede ser reducida a casi cero si el equipo de contacto está provisto permanentemente de medicinas y comida... Pero eso requiere traductores y médicos que permanezcan en la zona durante más de un año", detallan los investigadores, quienes subrayan que contactar con las tribus aisladas "es humano y ético" y que con un plan bien diseñado sus poblaciones aumentarían al ritmo de un 3% anual.

Survival opina lo contrario al considerar que el futuro de las tribus aisladas es viable "siempre que sus tierras sean protegidas". Añaden que son los propios indígenas quienes deben decidir si quieren contactar con el mundo de fuera.

9-VI-15, R.M. Bosch, lavanguardia
Photo credit: Gleison Miranda/FUNAI/Survival International