RADICAL
radicalparty

Premios Goldman 2016 a 6 héroes ambientales

Resultat d'imatges de premios goldman“Defiendo la tierra, defiendo el agua, porque ellas son la vida. No tengo miedo al poder de las empresas, seguiré luchando. Dedico este premio a los compañeros que murieron en Celendin y en Bambamarca y a todos los que estamos en lucha en Cajamarca”. Estas palabras de la campesina peruana Máxima Acuña de Chaupe quedarán para siempre en la memoria del medio millar de personas que asistieron este año en el War Memorial Opera House de San Francisco (EE.UU.) al acto de entrega de los premios Ambientales Goldman.

Máxima Acuña es una de las seis personas distinguidas en la presente edición de unos galardones que desde su creación en 1990 no dejan de acumular méritos para ser considerados los Nobel del Medio Ambiente.

 

Resultat d'imatges de premios goldmanLa entrega de los premios Goldman (el 18 de abril en San Francisco y el 20 de abril en un acto muy similar en Washington) fue este año especialmente emotiva y no sólo por las palabras de Máxima Acuña, sino sobre todo por el recuerdo de Berta Cáceres, una de las personas galardonadas en la pasada edición. Como se ha recordado estos días, Cáceres murió el pasado 3 de marzo en su domicilio en La Esperanza (Honduras), abatida por disparos muy posiblemente relacionados con los grupos de presión que tratan de convertir en grandes embalses hidroeléctricos las tierras de la etnia Lenca que ella ha defendido durante dos décadas.

Amenazas muy parecidas ponen en peligro la vida de Máxima Acuña, que esta misma semana ha explicado que, durante su viaje a Estados Unidos, su pequeña vivienda junto a la Laguna Azul –a unos 4.100 metros sobre el nivel del mar– ha sido tiroteada. Pocos dudan de que este sea un nuevo intento de atemorizar a una familia que, desde hace años, se opone a los planes de la compañía Minera Yanacocha, propietaria de la mina de oro más grande de Sudamérica. Como también era de esperar, el martes pasado el gerente general de la minera Yanacocha, Javier Velarde, desmintió que su empresa esté detrás del hostigamiento denunciado por Máxima Acuña.

El proyecto Conga planteado por esta empresa pretende excavar dos gigantescas minas a cielo abierto en Cajamarca, una de ellas justo en la zona de la Laguna Azul. La familia Chaupe-Acuña se negó desde el principio a abandonar su tierra, donde viven del cultivo de un huerto familiar y el cuidado de un pequeño rebaño de ovejas, y se ha convertido en un símbolo de la resistencia rural pacífica ante las grandes empresas, que en el caso de las minas de Cajamarca cuenta con el apoyo del gobierno de Perú. La Minera Yanacocha mantiene que los terrenos de Laguna Azul son de su propiedad y desde el 2008 protagoniza un complejo proceso judicial para que familias como la de Máxima Acuña abandonen la zona.

Por esta vía, en agosto del 2014, el Juzgado Unipersonal de Celendín condenó a dos años y ocho meses de prisión a Máxima Acuña Atalaya, su marido, su hija y su yerno por el delito de usurpación de tierras. La sentencia fue anulada seis meses después por la Sala Penal de Apelaciones de Cajamarca.

Máxima Acuña, como el año pasado lo fue Berta Cáceres, es un ejemplo de los héroes del planeta que reciben los premios Goldman desde hace 26 años. Richard Goldman (fundador de una gran empresa de seguros, fallecido en el 2010) y su esposa Rhoda Haas Goldman (sobrina-nieta del fundador de la compañía Levi’s, muerta en 1996) dedicaron buena parte de su fortuna a acciones filantrópicas relacionadas con la protección del medio ambiente. La Goldman Environmental Foundation, por ejemplo, ha destinado desde 1990 el equivalente a 15 millones de euros en la dotación de estos galardones (150.00 dólares para cada premiado en los primeros años y en la actualidad 175.000) y los actos de difusión en paralelo.

Los ganadores de los premios Goldman son seleccionados cada año por un jurado internacional que recibe candidaturas confidenciales de organizaciones ambientalistas y expertos en naturaleza y derechos humanos de todo el mundo. Durante los últimos años, los premios se otorgan a seis personas de las seis grandes regiones del planeta; y como ocurre en la presente edición (con tres mujeres y tres hombres premiados) se tiene muy en consideración la equidad de género.

Los principales apartados a los que se dedican los galardonados durante los últimos años son la protección de bosques, ríos, tierras, especies en peligro y vida marina, así como las acciones contra la contaminación y los productos tóxicos.

De entre las 157 personas premiadas hasta ahora sólo una es de nacionalidad española, el profesor Pedro Arrojo (Madrid, 1951), distinguido en 2003 por su trabajo en favor de una nueva cultura de la gestión del agua “basada en la conservación, el reciclaje y las alternativas informadas en los usos agrícolas”, según recuerda la propia Fundación Goldman.

30-IV-16, J. Elcacho, lavanguardia