RADICAL
radicalparty

el Gobierno británico cede el control de la BBC a un regulador

El Gobierno británico quiere sacudirse parte de la responsabilidad de la gobernanza de la BBC y proyecta dejarla en manos del regulador audiovisual del Reino Unido, Ofcom, que se encarga de controlar los medios privados. El ministro de Cultura, John Whittingdale, ha propuesto una renovación del estatuto de la BBC, que finalizará el año próximo, para extenderlo 11 años más junto con la tasa que le proporciona 3.700 millones de libras (unos 4.700 millones de euros) anuales a partir de un canon que pagan quienes tienen televisor.

Al explicar este cambio, Whi-ttingdale señaló que “la BBC está y debe estar siempre en el corazón de la vida británica”. “Queremos que prospere –añadió–, emita programas fantásticos para las audiencias y actúe como motor para el crecimiento y la creatividad”. Con ese fin, la cadena pública británica pasará a estar controlada por el regulador audiovisual Ofcom por primera vez en sus 90 años de existencia .

No obstante, se mantendrá una de las señas de identidad de la cadena: la responsabilidad sobre la línea editorial se mantendrá en manos del director general, Tony Hall. La previsión del Gobierno es que la presidenta actual de la BBC, Rona Fairhead, se mantenga en el cargo hasta finales del 2018. El proyecto de nuevo estatuto prevé la creación de una nueva junta administrativa que sustituirá a la actual BBC Trust y que estará compuesta en su mayor parte por personas independientes del Gobierno.

Whittingdale intervino ayer en el Parlamento británico, donde aseguró que el sistema por el que se rige la BBC en la actualidad es “confuso e ineficaz”, por lo que el Ejecutivo se ha planteado esta reforma por la vía de urgencia.

Los cambios llegan en un momento en el que cadenas rivales, como la ITV se quejan de la competencia desleal que representa la BBC, la mayor y más antigua de las cadenas públicas del mundo.

La responsabilidad máxima sobre la línea editorial continuará recayendo en el director general de la cadena, Tony Hall, mientras que la actual presidenta, Rona Fairhead, seguirá ocupando su puesto hasta finales del 2018.

El pasado año, el Gobierno de David Cameron y la cadena pusieron en marcha una consulta pública para analizar los objetivos, estructura y mecanismo de financiación del canal de cara al nuevo estatuto. De esos estudios ha salido el Libro Blanco que Whittingdale presentó ayer y que deberá ser debatido y aprobado por la Cámara de los Comunes antes del próximo otoño.

La financiación de la BBC seguirá con su peculiar sistema, un canon anual de 145,50 libras (184,5 euros) que pagan los británicos que tienen televisor en casa. Esta fórmula se mantendrá durante los próximos 11 años y reflejará en la tasa los cambios que se produzcan en el IPC.

El documento que el Gobierno británico llevó ayer al Parlamento establece que se harán públicos los salarios anuales de los
trabajadores que superen las 450.000 libras (571.500 euros), una cifra al alcance de algunas de sus principales estrellas.

Otro de los objetivos pasa por garantizar que la cadena proporcione contenidos y servicios “distintivos” y ponga énfasis en los intereses de las audiencias compuestas por minorías étnicas.

El anuncio de los planes gubernamentales fue bien acogido por el director general de la BBC, Tony Hall, quien comentó que el Libro Blanco “reafirma” la histórica misión de la cadena de “informar, educar y entretener a todas las audiencias de televisión, radio e internet”.

Conocida popularmente como “la tía BBC”, la cadena pública llega cada semana a un 97% de los británicos y representa en el mundo de la comunicación un modelo admirado por la imparcialidad de sus informativos y la calidad superior de sus documentales y obras dramáticas. Pese a ello, en los últimos años ha recibido numerosas críticas por su estructura mastodóntica e ineficiente en el gasto. La responsable de Cultura del opositor partido laborista, Maria Eagle, consideró que Whittingdale es “extremadamente hostil” hacia la BBC y le reprochó su deseo de que “se reduzca en tamaño”.

13-V-16, agcs, lavanguardia