RADICAL
radicalparty

Granada lleva año y medio sin conexión por ferrocarril

Resultat d'imatges de granada ave trenNo quieren seguir adelante con las obras del AVE a Granada. La Unión Temporal de Empresas (UTE), formada por Dragados y Tecsa (ambas filiales del grupo constructor y de servicios ACS), ha solicitado la rescisión del contrato firmado con Adif para las obras de acondicionamiento de 27 kilómetros de la línea de ancho convencional entre Bobadilla y Granada para adaptarla al paso de trenes de alta velocidad. Estas obras se encuentran actualmente paralizadas desde el mes de abril del 2015 y mantienen a Granada incomunicada por vía férrea desde hace más de quinientos días.

La UTE adjudicataria exige un presupuesto modificado y otro complementario que superan el 10% del coste total de la obra, establecido como límite en la normativa sobre contratos públicos, por lo que el administrador ferroviario considera muy difícil aceptar unas condiciones de este tipo. Para evitar la rescisión del contrato y una nueva licitación de la obra, que eternizaría el agónico aislamiento ferroviario de Granada, Adif ha solicitado una serie de informes técnicos para alcanzar un acuerdo dentro del marco legal del actual contrato.

En el mejor de los casos, es decir, que la UTE siguiera adelante con las obras, el Gobierno considera que al menos hasta el próximo mes de diciembre será imposible restablecer las conexiones ferroviarias en la provincia. El resultado ha sido una ola de indignación entre los distintos sectores sociales, que anuncian protestas y manifestaciones al comienzo de septiembre ante el grave deterioro turístico y económico que está suponiendo este aislamiento para Granada y para el área metropolitana de la ciudad, una de las más pobladas de Andalucía con más de medio millón de habitantes.

Dragados y Tecsa, filiales del grupo ACS, reclaman subir el 10% el presupuesto para seguir con las obras

La Junta de Andalucía atribuye la responsabilidad de la situación al Ministerio de Fomento por su nula voluntad de impulsar el final de las obras mientras se financia con más de cien millones de euros el AVE a Galicia. Por su parte, el PP andaluz ataca el "fariseísmo" de los socialistas y asegura que la falta de un gobierno, "bloqueado por el PSOE", es lo que impide que se puedan acabar las obras en Granada.

Según el delegado del gobierno Andalucía, Antonio Sanz, tienen pensado exigir a Dragados y Tecsa que cumplan la ley y, aunque aún no ha tomado una decisión definitiva no descarta penalizar a esta empresa. "Aquí no hay un problema presupuestario, el Gobierno no tiene un problema de recursos económicos destinados a esta obra, que ya tendría que estar acabada". Sanz ha añadido que "no se puede superar el 10% de incremento que piden. O hay acuerdo o rescisión".

25-VIII-16, A.S. Ruiz, lavanguardia