RADICAL
radicalparty

España, el séptimo mejor país del mundo en indicadores de salud

Imagenes Graciosas | Imagenes de amor nuevasEspaña se encuentra en el grupo de cabeza de los países que garantizan a sus ciudadanos una vida saludable y con un notable nivel de bienestar independientemente de la edad de estos. En concreto, en el séptimo lugar, tras Islandia, Singapur, Suecia, Andorra, Reino Unido y Finlandia, y por encima de países de referencia como Alemania (15), Italia (20), Francia (24) o Estados Unidos (28). Así lo constata el primer análisis global que evalúa el desempeño en el ámbito de la salud de los Objetivos de Desarrollo Sostenible(ODS) y que ayer fue presentado en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

El informe, publicado en The Lancet, constata que, en términos generales, se han alcanzado importantes avances a nivel mundial de algunos de los objetivos marcados por la ONU desde el año 2000, sobre todo en lo que se refiere a la reduccióndelamortalidadneonatal y de los menores de cinco años, la extensión de la planificación familiar y el despliegue de la atención sanitaria universal. Avances que contrastan con otros como los que refieren a la incidencia de la hepatitis B, el sida o la tuberculosis (algunos de estos indicadores no se incluían en los Objetivos del Milenio, predecesores de los ODS, ni en los actuales) y el retroceso notable en la violencia de género, la obesidad infantil y el consumo de alcohol.

Los autores del informe, en el que han colaborado más de 1.870 investigadores, han utilizado para la realización de esta evaluación los objetivos ODS relacionados con la salud, en total 33 indicadores, que se han aplicado a 188 países. Entre estos, aspectos vinculados con las enfermedades hasta el desarrollo medioambiental, el bienestar y la exposición a factores de riesgo. España se encuentra en el grupo de cabeza con puntuaciones máximas (100) en materias como higiene, saneamiento, incidencia de enfermedades como la malaria, muertes por desastres naturales o desnutrición infantil, y obtiene resultados muy elevados en el acceso a la sanidad y a los servicios de prevención y baja mortalidad neonatal y de menores de cinco años.

Dicho lo bueno, España aún tiene mucho camino de mejora. Este análisis vuelve a apuntar los puntos en los que "suspende" y que se centran en los elevados índices de sobrepeso y obesidad de su población, sobre todo infantil, el escaso progreso en la lucha contra el VIH y el elevado consumo de alcohol y de tabaco. En el caso del sida, España es el país de la UE donde más infecciones por este virus se produjeron en el 2015 y el tercero del continente europeo tras Rusia y Ucrania. El número de contagios por VIH ha subido a un promedio de un 1,5% anual en los últimos 10 años. Otro de los puntos a mejorar, según este análisis, es en los suicidios, que no han cesado de crecer en el último quinquenio.

22-IX-16, C. López, lavanguardia