RADICAL
radicalparty

un río, declarado persona jurídica

reading_panuiheader1Dice un proverbio de los maoríes –los habitantes autóctonos de Nueva Zelanda– que “yo soy el río y el río soy yo”. En este caso, el río se llama Whanganui y desde ahora tiene los mismos derechos que una persona. El Gobierno neozelandés lo ha declarado “persona jurídica con todos los derechos y obligaciones que se derivan”. De esta forma, Nueva Zelanda ha atendido a la población indígena que, desde nada más y nada menos que 1870, esperaba una ley que reconociera “la relación profundamente espiritual entre la tribu Whanganui y su río ancestral”, ha dicho Chris Finlayson, ministro de Justicia neozelandés. El Whanganui –Te Awa Tupua para los maoríes– es el primer río del mundo que recibe esta consideración, aunque en el 2012, Bolivia fue el primer país que otorgó derechos legales a toda la naturaleza con la Ley de la Madre Tierra.

El día que el parlamento del país aprobó la ley, más de dos cientos indígenas presentes estallaron en cánticos de alegría una vez concluida la votación.

El texto aprobado la semana pasada reconoce que el río es un ente vivo “que parte de las montañas y llega hasta al mar, y que comprende sus afluentes y el conjunto de sus elementos físicos y metafísicos”. El río deja de ser un objeto y se convierte en un sujeto. Más allá de las declaraciones, que el Whanganui tenga la consideración de persona jurídica, a efectos prácticos, implica que a partir de ahora sus derechos e intereses se podrán defender ante los tribunales. Para ello, el río estará representado por dos personas: un miembro de la tribu y otro del Gobierno. De este modo, se protegerán mejor sus derechos, pero también se podrán interponer demandas en su nombre.

De momento el Gobierno de Nueva Zelanda ha dado a los Whanganui 52 millones de euros en concepto de indemnización, y otros 30 millones para mejorar el estado del río, cuya propiedad en ningún caso se ha otorgado a los maoríes, a los que solo se reconoce su condición de “guardianes” del curso fluvial.

Sobre la decisión del Ejecutivo neozelandés, su ministro de Justicia dice ser consciente de que “algunas personas dicen que es bastante raro darle personalidad jurídica a un recurso natural, pero no es más extraño que hacerlo con fideicomisos familiares, o empresas o sociedades constituidas”, apunta Finlayson.

Las aguas del Whanganui corren a lo largo de 290 kilómetros al norte de Wellington en la isla Norte, lo que convierte a este río en el tercer más largo de Nueva Zelanda.

21-III-17, A. Molins, lavanguardia