RADICAL
radicalparty

"Islandeses e islandesas", Quim Monzó

En Islandia van más en serio. A pesar de ser el país donde hay menos brecha entre sexos, todavía las mujeres cobran entre un 14% y un 18% menos que los hombres para hacer el mismo trabajo. Hace unos meses, con motivo del día internacional de las Mujeres, el Gobierno islandés anunció que en el 2022 la brecha se habrá cerrado. Las empresas con más de veinticinco empleados tendrán que certificar que pagan lo mismo a unos que a otras. Por primera vez en el mundo será obligatorio, tanto para empresas públicas como privadas. En octubre del año pasado, miles de mujeres islandesas avanzaron su hora de salida del trabajo. Calcularon que, en relación con lo que cobran los hombres por jornada, a las 2.38 h de la tarde ellas ya habían trabajado bastante y fueron hacia sus casas. No dudo de que eso influyó claramente.

Mientras tanto, aquí continuamos con la chorrada del lenguaje supuestamente no sexista. Lo del desdoblamiento: “barceloneses y barcelonesas”, “catalanes y catalanas”, “niños y niñas”, “profesores y profesoras”... Como si mareando la perdiz de esa forma miserable solucionaran algún auténtico problema de las mujeres. Así vamos.

22-VII-17, Quim Monzó, lavanguardia