RADICAL
radicalparty

Rajoy encarcela opositores a Erdogan

Resultat d'imatges de erdogan rajoy

El Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, extiende su red contra la disidencia fuera de sus fronteras y, de momento, parece haber encontrado en España cierto apoyo. Ayer, a través de una orden de la Interpol, por petición de Ankara, la Policía Nacional detuvo en Granada al escritor turcoalemán Dogan Akhanli. Es el segundo arresto este mes, después de que el 3 de agosto detuvieran en Barcelona al periodista Hamza Yalçin.

Akhanli fue capturado en un hotel del centro de la capital granadina, donde se hospedaba. En declaraciones al diario Kölner Stadt-Anzeiger, su abogado alemán, Ilias Uyar, señaló que aún no ha podido hablar con el escritor y exigió que se le deje en libertad mientras España no toma una decisión sobre su posible extradición a Turquía.

La forma de proceder de Turquía es un “claro abuso del derecho”, agregó el letrado, quien
señaló que las normas policiales y jurídicas internacionales son utilizadas por el régimen turco
en Ankara para acallar a la oposición y a los críticos al régimen.

Akhanli, de 60 años, es ciudadano alemán de origen turco y desde 1992 vive en Colonia, en el oeste de Alemania. El escritor defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio otomano, uno de los temas centrales de su obra. El Parlamento alemán reconoció el año pasado esas masacres como genocidio, lo que fue recibido por Ankara como una afrenta.

El autor, que es miembro de la asociación internacional de escritores PEN, ya pasó varios meses en prisión preventiva en Turquía. Fue detenido en el 2010 cuando viajaba a Turquía y fue acusado de haber cometido un robo con homicidio. Pero, según explicó su abogado de entonces, cuando se produjeron los hechos su cliente ni siquiera se encontraba en el país.

Tras un proceso, Akhanli fue absuelto, pero la resolución fue anulada en el 2013, por lo cual el escritor vuelve a figurar en la lista de personas buscadas por las autoridades turcas.

El caso del escritor se suma ahora al del periodista Yalçin, que fue detenido cuando acababa de pasar unos días de vacaciones en Barcelona y viajaba hacia Londres. En su caso, se le acusa de dirigir un grupo terrorista. Yalçin escribe y coordina desde Suecia una revista digital, Foco de Resistencia. La revista acusó a las fuerzas españolas de haberle esposado y de que sufrió “maltrato” durante su detención.

Yalçin se encuentra desde entonces en la prisión de Can Brians, en un módulo de observación y en una celda solo.

20-VIII-17, lavanguardia