RADICAL
radicalparty

(in)cultura política carpetovetónica

Resultat d'imatges de Teresa Rodríguez podemosDespués de dos años de legislatura, Teresa Rodríguez, la coordinadora general de Podemos en Andalucía, cambia de escaño en la cámara andaluza. Abandona el que ocupaba desde el 2015, frente por frente al atril de intervenciones, y justo delante de la zona de invitados, para trasladarse a otro tras el cual únicamente se sientan diputados de su grupo. Rodríguez estrenó su nueva ubicación el jueves, durante la sesión de control a Susana Díaz.

¿Era demasiado estrecho el escaño que le había correspondido? ¿Está pensando Teresa Rodríguez en cambiar de grupo parlamentario? Nada más lejos de la realidad. El motivo de este cambio, para el que ha tenido que pedir permiso a la Mesa del Parlamento, lo ha desvelado el diario ABC de Sevilla: estaba harta de que cada vez que tenía que hablar desde su puesto, diversas personas le pusieran “caritas” desde la zona de invitados. El problema era que esos invitados solían ser asesores del PSOE andaluz.

Rodríguez ya publicó un tuit premonitorio el pasado 20 de abril. “Me encantan las caritas de los asesores del PSOE que pleno tras pleno se colocan detrás de mí en el plano para poner caritas. Muy grandes”, señalaba en Twitter, comentario que provocó un aluvión de reacciones. Y es que los asesores socialistas ocupaban las posiciones de invitados detrás de ella y aprovechaban su intervención para gesticular. Comentarios, risas o negaciones con la cabeza eran habituales ante las palabras de la líder de Podemos.

Las cámaras de televisión que recogen las intervenciones de los parlamentarios mantienen una posición fija durante el pleno, imágenes que luego la formación morada hacía circular por diversos canales para mostrar su trabajo y, claro, la cosa quedaba francamente mal.

Antes de solicitar el cambio de escaño, Rodríguez intentó una hábil maniobra: que fueran los asesores de Podemos quienes se sentaran en esos puestos de invitados. Pero fracasó. Como ella misma relata al diario sevillano, “cuando nuestros asesores iban a sentarse, los puestos ya estaban ocupados por los del PSOE. Aunque la sesión de control comenzaba a las doce del mediodía, ellos estaban desde las diez y media ocupando esa zona”.

Ahora, detrás del nuevo escaño de Rodríguez se sitúan los parlamentarios de su grupo, sin que la cámara alcance a la tribuna de invitados. Y los parlamentarios de Podemos no ponen “caritas” ante las afirmaciones de su lideresa. “Al menos conseguimos que los asesores socialistas no tengan que estar allí desde horas antes del pleno, y puedan dedicar ese tiempo a trabajar en favor de los andaluces”, remacha la responsable de Podemos.

27-VII-17, A.S. Ruiz, lavanguardia