RADICAL
radicalparty

Erdogan, en la marginada, musulmana, turcófona -pero griega...- Tracia Occidental

www.lavanguardia.com/.../tsipras-rechaza-la-exigencia-de-erdogan-de- reformar-tratado-de-lausana.html
 
Hace 1 día ... Atenas, 7 dic (EFE).- El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, rechazó hoy la exigencia del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de reformar el Tratado de Lausana y subrayó hoy que Grecia y Turquía necesitan "actualizar" sus relaciones bilaterales, pero hacerlo sobre el respeto del este tratado y no ...
www.lavanguardia.com/.../erdogan-pide-actualizar-tratado-de-lausana-sobre- fronteras-de-turquia.html
 
Hace 2 días ... Tras entrevistarse con Pavlópulos, Erdogan mantendrá una reunión con el primer ministro, Alexis Tsipras, quien esta mañana le acompañó a depositar una corona de flores ante el monumento al Soldado Desconocido, en la plaza de Syntagma, ante las puertas del Parlamento heleno. La visita de ...

BLK - Greek Expansion MapAtenas, 8 dic (EFE)- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, concluyó hoy su viaje oficial a Grecia con una visita a la región de Tracia Occidental, en la que evitó enfrentarse nuevamente con Atenas, si bien se dirigió a la minoría musulmana como "compatriotas", un término tabú para el Gobierno heleno.

"Vamos a intentar fortalecer la cooperación con Grecia y vosotros sois el puente para ello", dijo Erdogan en la ciudad de Komotiní, donde fue recibido al grito de "nuestro líder", "nuestro líder".

Tras asistir a la oración del viernes en una de las mezquitas de la ciudad, Erdogan visitó un colegio para niños pertenecientes a esta minoría religiosa de origen turco, romaní y pomaco, y después asistió a un almuerzo organizado por la comunidad musulmana.

Aunque en repetidas ocasiones Erdogan se dirigió a ellos como "compatriotas" y "conciudadanos", en otros momentos los calificó de griegos.

"Tenéis una fe fuerte. No tenéis nada que temer como ciudadanos griegos (...) Grecia es un país fuerte y necesita encontrar soluciones para todos los ciudadanos griegos ", dijo. "Grecia debe mucho a Turquía y Turquía mucho a Grecia", añadió.

Con estas declaraciones el presidente turco puso a su visita un acento más conciliador, algo que había estado ausente en la primera jornada.

La visita de Erdogan a Tracia, la tercera parte de cuya población es musulmana, había despertado especial temor en Atenas, aún más después de haber pedido abiertamente la revisión del Tratado de Lausana, que en 1923 reguló las fronteras de la Turquía moderna y definió los derechos de las minorías.

Sus declaraciones ante las cámaras con el jefe de Estado griego, Prokopis Pavlópulos, y con el primer ministro, Alexis Tsipras, en la primera jornada de la visita, estuvieron dominadas por esta cuestión.

Erdogan pidió mayores derechos para los 120.000 ciudadanos que pertenecen a la minoría musulmana en Tracia occidental y culpó a Atenas de que su situación económica sea infinitamente peor que la del resto de Grecia.

Además, insistió en que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos permite utilizar el término de "turco" para los ciudadanos descendientes de turcos en Tracia occidental.

Tanto Pavlópulos como Tsipras dejaron claro que para Grecia el Tratado de Lausana es innegociable y que los ciudadanos griegos de creencia musulmana en Grecia reciben el mismo trato respetuoso que los de las demás religiones y que es prerrogativa exclusiva del Gobierno heleno lidiar con los problemas que puedan afrontar sus minorías.

El tono bajó en la cena en el palacio presidencial ofrecida en su honor -Erdogan es el primer presidente turco que ha visitado Grecia en 65 años-, en la que los comensales volvieron al lenguaje diplomático.

El Gobierno griego se centró hoy en resaltar el aspecto positivo de este encuentro, en el que se abordaron abiertamente todas las cuestiones conflictivas, algo que Atenas ve importante en un momento en que Grecia ve su misión internacional en ejercer como factor estabilizador en una región conflictiva.

"El Gobierno griego tomó una valiente iniciativa al invitar al presidente de Turquía, ya que consideramos que es nuestro deber y obligación ser un pilar de la estabilidad en un área de grandes crisis", dijo hoy el portavoz del Gobierno, Dimitris Tsanakópulos, en declaraciones a una emisora de radio.

Dentro de la "agenda positiva" desarrollada durante los encuentros, a los que asistieron diversos ministros de amos países, se acordó entre otras cosas reanudar las conversaciones para la creación de confianza mutua en el conflicto del mar Egeo, con la participación activa de la cúpula militar.

Además se decidió abrir conversaciones sobre la delimitación de la plataforma continental, otro de los grandes conflictos bilaterales de esta complicada vecindad.

Las dos partes decidieron además buscar nuevas medidas de cooperación para mejorar el funcionamiento del acuerdo sobre refugiados entre la Unión Europea y Turquía y lograr así una descongestión de las islas del mar Egeo.

A pesar de que el acuerdo trajo consigo una reducción de las entradas en más de un 90 %, las llegadas han vuelto a aumentar en los últimos meses, lo que ha llevado a una superpoblación de los campos de refugiados. EFE

ih/yc/fpa, 8-XII-17, lavanguardia