RADICAL
radicalparty

propuesta de reforma electoral de Unidos Podemos

Pablo Iglesias, junto a un nutrido grupo de representantes de su formación y del grupo confederal de Unidos Podemos, En Comú y En Marea –Yolanda Díaz, Txema Guijarro, Pablo Echenique, Íñigo Errejón, Lucía Martín, Idoia Villanueva y Gloria Elizo–, expuso este miércoles ante la ciudadanía, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, la propuesta para corregir las desviaciones del sistema electoral que presenta este jueves al grupo de Ciudadanos en la reunión que ambas formaciones mantendrán. Podemos y Ciudadanos inician los trabajos en el Congreso para pactar una reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) y la formación morada ofrece una mejora de la proporcionalidad del sistema que pasa por una intervención de mínimos: la sustitución del viejo sistema de recuento conocido como Ley D’Hondt, por otro modelo de asignación de restos, el llamado Sainte-Laguë, que reduce a menos de la mitad las desviaciones que provoca el sistema en vigor.

La reforma que propone Podemos, renuncia en principio a la pretensión de modificar la circunscripción provincial o la asignación mínima de dos escaños por provincia –a pesar de que ambas modificaciones figuran en el programa de Podemos desde 2015–, por su vocación de lograr un pacto transversal que pueda ser suscrito por todas las formaciones, explicó el secretario general. “No es el sistema que gustaría a Podemos, sino un sistema pensado para generar consensos, que sea una oferta transversal que cualquier formación política debería asumir por sentido común”, admitía Iglesias.

Asignación  de votos en función de porcentaje de votos con el sistema actual (D'Hondt) y el propuesto (Sainte-Laguë) Asignación de votos en función de porcentaje de votos con el sistema actual (D'Hondt) y el propuesto (Sainte-Laguë) (Fuente: Podemos)

El cambio de cálculo corrige los premios al partido que se impone en las circunscripciones pequeñas, y ajusta lo que reciben las formaciones que concentran su voto en las grandes circunscripciones. Así, el PP, al que la ley D’Hondt premió con casi una veintena de escaños gratis respecto a los votos obtenidos en 2016, vería recortados estos en 15 actas, mientras Ciudadanos –el más perjudicado en las generales de 2016–, al que D’Hont arrebató unos 15 escaños respecto a los que le correspondían, el Sainte-Laguë le habría permitido tener 13 diputados más de los que tiene (es decir sólo le escamotearía 2 respecto a una proporcionalidad perfecta). La ventaja de esta cambio de fórmula, explican los diputados de Podemos, es que la tendencia a las aberraciones aritméticas en la representación se verían ostensiblemente reducidas sin necesidad de cambios mayores o de reformar la Constitución.

A esta propuesta, Unidos Podemos añade otras tres correcciones de la LOREG que considera urgentes: la eliminación del voto rogado, cuyas extraordinarios obstáculos redujeron en más de veinte puntos la participación del voto exterior en 2015 y 2016 impidiendo votar a muchos españoles desplazados; la incorporación de listas cremallera –que obligan a alternar al menos una mujer por cada hombre– que permitan una igualdad de género efectiva en la representación del Congreso de los Diputados; y en tercer lugar, la reducción de la edad para votar a los 16 años, para hacerla coincidir con la edad a la que hoy un joven ya puede trabajar, puede casarse y puede firmar un consentimiento médico para una operación de alto riesgo.

DiferencDesviación de escaños sobre el porcentaje de votos entre el sistema D'Hondt (actual) y el Sainte–Laguë (reformado) DiferencDesviación de escaños sobre el porcentaje de votos entre el sistema D'Hondt (actual) y el Sainte–Laguë (reformado) (Fuente: Podemos)

Durante la presentación de la iniciativa, los diputados y cargos de Podemos recordaron la historia del actual modelo de representación, pactado en 1976 por las autoridades de la dictadura y plasmado en la Ley para la Reforma Política, un modelo cuyo objetivo era “impedir que la izquierda ganase las elecciones”, un fin reconocido –citó Iglesias– por el sociólogo y luego ministro del PP José Ignacio Wert en un trabajo sobre proporcionalidad electoral realizado para la Fundación Faes de José María Aznar. El cálculo exacto lo ha hecho el analista de mercados Jaime Miquel: con un sistema proporcional, PSOE y PC habrían sumado en las Cortes Constituyentes 162 diputados, mientras el bloque reformista conservador, tendría 160 escaños. Con la ley D’Hondt se logró invertir este reparto: el bloque reformista sumó 184 diputados (24 de más), y la izquierda se quedó con solo 143 (19 de menos): así pilotaron Adolfo Suárez y Manuel Fraga la Transición.

Afectación al número de escaños por partido, a partir de los resultados obtenidos en junio de 2016 Afectación al número de escaños por partido, a partir de los resultados obtenidos en junio de 2016 (Fuente: Podemos)

Este sistema de reparto, pese a las evidentes desviaciones que provoca, fue blindado luego en forma de ley orgánica en la LOREG de 1985 porque facilita la obtención de mayorías absolutas premiando con escaños de más a las formaciones más grandes, fomentando la estabilidad institucional a base de mitigar la pluralidad política. El diputado Íñigo Errejón aprovechó el encuentro y las preguntas del público asistente para dinamitar un mito del sistema electoral español: la sobrerrepresentación de los partidos nacionalistas que solo se presentan por determinadas circunscripciones y que no presentan listas en todo el Estado: los cálculos de proporcionalidad prueban que, con pequeñísimas desviaciones, los partidos nacionalistas o soberanistas vascos, gallegos y catalanes –pero también los regionalistas de distintas comunidades autónomas– siempre han obtenido un número de escaños ajustado al porcentaje real de sus votos respecto al conjunto del electorado.

Iglesias insistió que, aunque en la tabla demostrativa presentada, Podemos ganaría seis escaños respecto a su actual número de actas si se hubiera dispuesto del Sainte-Laguë en 2016, este modelo no está pensado para beneficiar a su formación, toda vez que reduce los premios de escaños que recibe el ganador, “y nosotros vamos a ser la fuerza más votada en las próximas elecciones”, afirmó muy serio, para solaz de la concurrencia.

, Madrid
07/02/2018 lavanguardia