RADICAL
¿haces política?...
¿o te la hacen?
radicalparty

asesinados tres periodistas rusos más

Retrats de Rastorgúiev, Radtxenko i Djemal a l'entrada de la seu de la Unió de Periodistes Russos a Moscou, ahir Retrats de Rastorgúiev, Radtxenko i Djemal a l'entrada de la seu de la Unió de Periodistes Russos a Moscou, ahir (AP)

Rusia se preguntaba ayer por qué y cómo murieron en realidad tres reconocidos periodistas rusos que habían viajado a la República Centroafricana siguiendo la pista de un grupo de mercenarios próximo al Kremlin. Como en otras desgraciadas muertes de informadores en zona de guerra, el grupo fue asaltado por unos bandidos, al parecer para robarles lo que llevaran. Pero que su conductor saliese indemne y que los informadores viajasen sin ninguna protección por una región peligrosa levanta sospechas. Compañeros de los periodistas y la opinión publicada de Moscú quieren saber detalles.

El reportero de guerra Orján Dzhemal, el realizador Alexánder Rastorgúyev y el cámara Kiril Radchenko llegaron la semana pasada al país centroafricano para investigar la presencia de empresas de seguridad privada rusas, incluida la conocida como Grupo Wagner, cuya existencia se ha documentado, entre otros lugares, en Siria. Cumplían un encargo para el Investigation Control Center (ICC), un proyecto de periodismo de investigación financiado por el exoligarca Mijaíl Jodorkovski, quien tras pasar diez años en la cárcel en Rusia se ha convertido desde el exilio en opositor al presidente ruso, Vladímir Putin.

El lunes Dzhamal, Rastorgúyev y Radchenko emprendieron viaje desde la capital Bangui hasta la ciudad de Sibut, a unos 180 kilómetros al norte. Según la web de la BBC, el objetivo era llegar a Bambari para entrevistar a un trabajador de la ONU. “Iba a darles información sobre la situación respecto a los instructores militares rusos y ayudarles a filmar en las minas de oro de Ndassima”, explicaron desde el ICC.

Viajaban de noche, lo que despierta preguntas sin respuesta en Moscú, ya que les habían avisado que después de las 19 h la zona era aún más peligrosa. La agencia Tass especulaba ayer con la posibilidad de que cayeran en una emboscada de grupos ex Seleka, una coalición de milicias musulmanas acusada por Human Rights Watch de asesinatos masivos de civiles y que en marzo del 2013 expulsaron al presidente François Bozizé, lo que dio inicio a la situación actual de guerra civil.

La República Centroafricana carece de ejército efectivo, y los grupos rebeldes controlan la mayor parte del país. La ONU mantiene a 13.000 hombres para asegurar el orden, y el actual presidente, Faustin-Archange Touadéra, ha echado mano de la ayuda rusa para su seguridad personal.

En diciembre del 2017 Moscú logró que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobase una excepción al embargo de armas para el país y envió especialistas para entrenar al ejército, así como agentes de seguridad para incorporarse a la guardia presidencial. Varias informaciones han situado en ese contingente al Grupo Wagner.

Según un funcionario de Sibut, los periodistas fueron asaltados en un control de carretera por hombres con turbantes que no hablaban ni francés ni sango, los idiomas comunes del país. El portavoz del Gobierno centroafricano, Ange Maxime Kazagui, añadió que un periodista plantó cara a los asaltantes, que querían robarle su equipo.

El conductor del vehículo, aunque herido, avisó de lo ocurrido. La columnista Yulia Latínina decía ayer en Nóvaya Gazeta que “al primero que disparan es al conductor. Si sobrevivió, es que llevó a los pasajeros a una emboscada”. Y Anastasía Gorshkova, subdirectora del ICC, dijo que tuvieron dudas sobre el hombre cuando la policía paró al grupo en Bangui y por medio de él tuvieron que pagar un soborno. Pero los periodistas aseguraron que era de fiar.

El Ministerio de Exteriores ruso desmintió ayer que hubiesen sufrido torturas, como se había especulado, y dijo que sólo presentaban disparos de bala.

La misión de la ONU en el país centroafricano está ayudando a las autoridades locales a investigar el crimen. Fueron precisamente fuerzas de paz de la ONU las que encontraron a los periodistas, según confirmó hace dos días en Nueva York el portavoz de las Naciones Unidas Farhan Haq.

, Moscou. Corresponsal

03/08/2018 - lavanguardia